Saltar al contenido

VIDA SANA / 10 hábitos de vida saludable

¿Te gustaría incorporar hábitos saludables en tu vida?

Incluir en nuestra vida nuevos hábitos saludables puede parecer un gran reto. Se necesita  mucha motivación, organización y paciencia para cumplir ciertas actividades hasta que se conviertan en un estilo de vida. El estrés laboral y otros problemas del día a día, se vuelve imprescindible cuidar un poco más nuestra salud agregando nuevos hábitos como el ejercicio y la alimentación saludable.

Los hábitos saludables no solo ayudan a prevenir enfermedades crónicas, también a disminuir el estrés, ser más eficientes en nuestras obligaciones cotidianas, sentirnos más a gusto con nosotros mismos y dormir mejor. La clave para convertir una actividad en hábito es la repetición e introducirla en nuestros planes diarios, semanales y mensuales.

Generalmente, incluir nuevos hábitos saludables implica mantener una alimentación saludable, hacer ejercicio físico, mantener un adecuado índice de masa corporal y evitar el sedentarismo. También es un hábito saludable compartir tiempo contigo mismo, hacer las actividades que siempre quisiste hacer por tu cuenta sin depender de otras personas.

Te proponemos incorporar 10 hábitos para lograr una vida saludable:

  • Mejora tu alimentación

Busca mantener siempre una dieta equilibrada, ingiriendo de forma adecuada hidratos de carbono, lípidos, proteínas y vitaminas.

Aumenta poco a poco el consumo de frutas y verduras, especialmente aquellas ricas en vitaminas y antioxidantes como las espinacas, remolachas, zanahorias, tomates, cebollas, manzanas, frambuesas, uvas, entre muchas otras.

Limita los carbohidratos de alto índice glucémico como los pasteles y caramelos, ya que se asocian con aumento de peso y caries dentales. Otros carbohidratos como el arroz y ciertos cereales integrales pueden ser ideales en una buena alimentación.

También es importante aumentar el consumo de fibras, especialmente si sufres de estreñimiento. Tus aliados son los cereales integrales, la avena y frutas como el plátano. Limita la sal, no la elimines.

  • Duerme 7-8 horas

Toma tu tiempo para recuperar tus energías y no permitas que el estrés laboral o la ansiedad perturben tu sueño. Dormir es esencial para comenzar un nuevo día.

  • Bebe más agua

Olvidamos cuando fue la última vez que tomamos agua, ¿fue hace 2 horas?, ¿fue esta mañana?… Recuerda que el promedio que deberíamos beber es de 5 vasos de agua para mantener un buen estado de salud. El agua ayuda en la digestión y previene el estreñimiento, promueve la belleza de la piel y los riñones la necesitan para diluir los desechos del cuerpo (orina). Procura tener siempre a la mano un envase con agua, incluso cuando vayas a salir de casa.

  • Adiós al sedentarismo

Vivir de forma inactiva puede generar que quemes menos calorías, subas de peso, pierdas masa muscular y resistencia, y desarrolles alteraciones metabólicas como diabetes y problemas circulatorios. Todas estas pueden disminuir considerablemente tu calidad de vida. Nunca es tarde para cambiar positivamente tu salud y estado físico.

Trazarte metas pequeñas e intenta aumentarlas progresivamente: rutinas de entrenamiento, salir a caminar, aprovecha los fines de semana para salir de casa con amigos o familiares, inscribete a clases de baile, natación o cualquier otra cosa que realmente te apasione aprender.

  • Mantén una actitud positiva

Recuerda que nuestro estado de ánimo puede influir en nuestra percepción de la realidad, una buena actitud puede ser suficiente para omitir las cosas malas y sacar provecho de las cosas buenas.

  • Lee y escucha música

Leer un libro y escuchar música es un excelente hábito para distraernos, nos conecta a otras historias ficticias o reales y es un ejercicio para nuestra imaginación, al simular lo leído escuchado o sentido en nuestra mente.

  • Disfruta tu tiempo libre con amigos y familiares

Recuerda que no todo es trabajo, estudio o dinero. Los seres humanos somos seres sociales que formamos lazos que deben cuidarse y mantenerse.

  • Plantéate metas

Escribe una lista de las cosas que te crees capaz de hacer, planifica cuánto tiempo le vas a dedicar y  pregúntate a menudo qué tan cerca estás de conseguir esta meta. Deja la lista en lugar visible y de fácil acceso para tenerla presente en tu día a día.

  • Cuida Tu imagen

Toma un tiempo semanal para arreglarte el pelo en la forma que te gusta, comprar la ropa o los accesorios que te interesen y siéntete bien contigo mismo. Ponte algún perfume que te guste, trata de consentirte cada vez que tengas tiempo. Procura estar en un peso normal para tu estatura, si quieres ganar o perder peso no te desesperes, recuerda que todo es posible.

  • Incorpora ejercicio en tu vida

Adicionar actividades físicas en tu rutina puede ser ideal para mejorar tu postura, disminuir el estrés y sentirte más satisfecho con tu cuerpo y desarrollar más fuerza para tus actividades cotidianas.

El deporte y la buena condición física pueden disminuir considerablemente la probabilidad de padecer enfermedades crónicas y degenerativas.

El ejercicio físico puede ser doloroso y agotador, pero estimula al circuito de recompensa de nuestro cerebro, por lo que hacerlo te proporcionará de forma inmediata una sensación de paz y relajación.

Recuerda que estos 10 hábitos saludables pueden ser incorporados en tu vida en cualquier momento con la motivación adecuada, y pueden traerte muchos beneficios diarios como: prevenir enfermedades, hacerte sentir más joven, tranquilo y positivo.

Tu cuerpo es templo de la naturaleza y del espíritu divino. Consérvalo sano, respétalo, estúdialo y concédele sus derechos. Henri Frédéric Amiel

 

Elena Casany Castells
VIDA SANA / BARCELONADOT




Otros artículos de interés