Saltar al contenido

¿Tienes un PC obsoleto? Google ha lanzado un sistema operativo para resucitarlo

  • por

Se llama ChromeOS Flex, es gratuito y convierte cualquier PC o Mac antiguo en algo parecido a un moderno Chromebook

¿Qué se puede hacer con un ordenador de hace 12 años? Más bien poco. La mayoría de estas máquinas ya no pueden actualizarse a las últimas versiones de sus sistemas operativos, no cuentan con soporte de los fabricantes y ya no reciben parches de seguridad.

Google, sin embargo, ha creado un sistema operativo para “revivirlos”. Se llama ChromeOS Flex, es gratuito y convierte cualquier PC o Mac antiguo en algo parecido a un moderno Chromebook.

Flex, al igual que el ChromeOS de los ordenadores Chromebook -populares en escuelas y algunos negocios-, es un sistema operativo basado en Linux pero centrado sobre todo en proporcionar una experiencia moderna de navegación web y con las herramientas y servicios de Google, como Google DriveGmail e incluso acceso a algunas aplicaciones de Android.

Toda la información del usuario se almacena en la nube, así que resulta muy sencillo cambiar de máquina. Al darse de alta en el nuevo equipo con el nombre de usuario y contraseña, el ordenador se configura exactamente igual que se dejó en la última sesión en otra máquina.

Flex opera de forma parecida, aunque con algunas limitaciones. Al estar pensado para funcionar en cualquier tipo de ordenador, incluso algunos con más de una década a sus espaldas, no incluye algunas de las funciones de seguridad de ChromeOS, como el proceso de carga verificada o el soporte para TPM (Trusted Platform Module), un componente que ayuda a mantener seguro el cifrado de datos.

Aún así, se trata de una alternativa mucho más sencilla de instalar y gestionar que otros sistemas operativos que funcionen en viejos PC, como algunas distribuciones de Linux. Flex incluye también actualizaciones de seguridad periódicas y también algunas herramientas para poder desplegarlo en flotas de equipos dentro de empresas.

Es también muy eficiente, con un consumo un 19% inferior al de otros sistemas operativos comparables, según Google, lo que puede traducirse en una mayor autonomía, incluso en portátiles con una batería vieja.

Cómo se puede imaginar, no hay grandes requerimientos de sistema para usar ChromeOS Flex. Google sólo exige un chip compatible con arquitectura de 64 bits y unos 16 Gb disponibles en el disco duro. Funciona en la inmensa mayoría de PCs y Mac con procesadores Intel o AMD lanzados desde el año 2010 en adelante pero Google ha certificado casi 300 modelos concretos, en los que puede asegurar no sólo que el sistema operativo funciona, sino hasta cuándo recibirán soporte estas máquinas.

Clipping de una noticia publicada originalmente en: PIXEL EL MUNDO




Otros artículos de interés