¿Tendrá Catalunya una conselleria de ciencia e innovación?

  • por

La comunidad investigadora pide una conselleria de ciencia e innovación

Aragonès, favorable a recuperar un Departament d’Universitats i Recerca

Catalunya no podrá tener una economía del conocimiento competitiva sin una apuesta decidida por la investigación y una relación estrecha entre la comunidad científica y la empresarial. Para ello, es necesario recuperar la Conselleria de Universitats i Recerca y dotarla de competencias en innovación. Y es conveniente hacerlo ahora que los fondos europeos Next Generation impulsarán nuevas industrias basadas en la investigación.

Estas son las ideas principales que la junta directiva de la Associació Catalana d’Entitats de Recerca (ACER) transmitió ayer a Pere Aragonès, candidato a president de la Generalitat, en una reunión celebrada en el Institut de Ciències Fotòniques (ICFO) en Castelldefels.

Fue Aragonès, que en su discurso de investidura del 26 de marzo
ya adelantó su intención de tener una Conselleria de Universitats i Recerca, quien solicitó la reunión con la junta directiva de la ACER
y manifestó su interés por visitar
el ICFO.

“Se ha mostrado muy receptivo y tiene las ideas muy claras sobre la importancia de la investigación para la economía”, declaró Josep Samitier, presidente de la ACER, al término de la reunión. Sin embargo, Aragonès no se posicionó sobre la conveniencia de unir las competencias de innovación a las de universidades e investigación –la fórmula que ahora tiene Francia y que España tenía antes de que Universidades se escindiera de Ciencia e Innovación el año pasado–.

En Catalunya el Departament d’Universitats i Recerca se creó en el 2000 en la última legislatura de Jordi Pujol. Tuvo como primer conseller a Andreu Mas-Colell, que sentó las bases del actual sistema de investigación de Catalunya creando el programa Icrea para atraer investigadores de primer nivel y fundando institutos de investigación con proyección internacional como el ICFO.

La conselleria se mantuvo con el primer tripartito y cambió de nombre y de prioridades con el segundo. En los gobiernos de Artur Mas, entre el 2010 y el 2016, se convirtió en una Secretaria d’Universitats i Recerca (SUR) enmarcada en el Departament d’Economia i Coneixement, lo que permitió que volviera a estar bajo la tutela del conseller Mas-Colell. Posteriormente la SUR quedó adscrita al Departament d’Empresa i Coneixement, coincidiendo con un periodo en que la política científica ha dejado de ser prioritaria dentro del Govern…

sigue leyendo eloriginal en La Vanguardia




Otros artículos de interés