Saltar al contenido

Soberanía tecnológica de Europa

  • por

Europa no necesita un futuro, necesita tres

  1. Un buen negocio medioambiental.
  2. Un buen negocio social.
  3. Un buen negocioeconómico.

Si alguien puede, y necesita, conseguir esa canasta triple es Europa con su forma de entender la innovación sostenible

¿Cuántas veces ha leído o escuchado el ciudadano razonablemente informado las palabras “innovación” y “sostenibilidad”? Cientos, seguro.

Como dice la compañía Salesforce, a fuerza de repetirlas corren el riesgo de convertirse en un término comodín con significado impreciso. Por ejemplo cuando se usa innovación con el sentido de novedad en general, en vez de solución inédita para un problema concreto.

Lo mismo ocurre con “sostenibilidad”, generalmente interpretada en su componente medioambiental o social cuando también implica el económico para financiar la propia transición sostenible. En su versión ideal, sería un círculo virtuoso. Y un imán de capitales: según PwC, entre un 41% y un 57% de los fondos de inversión europeos se gestionarán con criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) en 2025.

Soberanía tecnológica de Europa

Este artículo intenta precisar los conceptos explicando el mecanismo que convierte la innovación sostenible en un factor decisivo para la industria 4.0 camino de la 5.0, especialmente en Europa frente a sus competidores asiáticos y norteamericanos. Más aún cuando al viejo continente le estalla en la cara su dependencia energética, que podría replicarse en la dependencia de componentes tecnológicos como sucede con los microchips.

Julio Botto (al fondo) y Diego E. Galetti, cofundadores de IMHOIT, una compañía que reivindica la independencia europea de los chips y sensores chinos.

Diego E. Galetti, CMO y cofundador junto con Julio Botto de IMHOIT, señala que la industria 4.0 implica una revolución cuya dimensión total nos cuesta entender porque la vivimos desde dentro, en tiempo real. El debate sobre la soberanía energética debería ampliarse, en su opinión, con la misma urgencia a la soberanía tecnológica europea —”Somos capaces, ¡muy capaces! de producir por ejemplo sensores y chips de máxima calidad y máxima eficiencia”—, mediante la inversión en innovaciones digitales capaces además de contrarrestar la amenaza climática….

(Clip 300 palabras)
Lee la noticia completa original en EL PAÍS


BARCELONADOT no se hace responsable de la información
que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna
frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente
exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.