Saltar al contenido

Se pone en marcha el Barcelona Innova Lab

  • por

El Barcelona Innova Lab es un nuevo servicio que actuará de ventanilla única para dar apoyo y facilitar la realización de pruebas piloto en la ciudad. Tiene como objetivo facilitar la experimentación y la realización de pruebas y pilotos en Barcelona, siguiendo la estrategia de posicionamiento de la ciudad como un auténtico laboratorio de innovación urbana y de promoción de la investigación de soluciones que mejoren las políticas, los servicios y los bienes públicos y tengan un impacto social a medio plazo.

Gestionado por la fundación BIT Habitat y el Instituto Municipal de Informática (IMI), el Barcelona Innova Lab se dirige a empresas, empresas emergentes, cooperativas, centros de investigación, universidades, fundaciones, asociaciones y consorcios y quiere facilitarles el hecho de testar, en condiciones reales, soluciones innovadoras de interés público para la ciudad.

Se ofrecerá todo el territorio de Barcelona como área de experimentación, priorizando que las pruebas se realicen en el equipamiento de Ca l’Alier y en los espacios colindantes o los entornos más inmediatos. Los pilotos tienen que tener una duración máxima de doce meses.

También se ofrecerá acompañamiento y apoyo técnico en la implementación del piloto y acceso a espacios y activos públicos, como la infraestructura tecnológica (sensores y bases de datos) y conectividad 5G desplegadas por el IMI o las herramientas tecnológicas disponibles en Ca l’Alier.

A modo de ejemplo, los pilotos que se podrán testar en el marco del laboratorio podrán ser bienes, servicios o metodologías aplicadas a los siguientes ámbitos:

  • Gobierno y TIC: gobierno y democracia electrónicos, participación, transparencia, contratación.
  • Energía: gestión de energía, transición energética, soberanía energética.
  • Medio ambiente: gestión de edificaciones, gestión de bienes públicos, control de la contaminación, descarbonización urbana y neutralidad climática, soluciones basadas en la naturaleza, economía circular.
  • Movilidad: transporte y movilidad sostenible, logística urbana, última milla.
  • Economía: emprendimiento y empresa, economía circular, naranja y azul.
  • Calidad de vida: educación, salud, cultura, ocio, seguridad pública, servicios de bienestar.

Con respecto a las aplicaciones tecnológicas que se pueden testar en el marco del laboratorio, se podrán realizar pilotos relacionados con inteligencia artificial y robótica, tecnologías de gestión urbana (limpieza y residuos, verde y biodiversidad, calidad ambiental, agua, energía, alumbrado, pavimentos, gestión de licencias, etc.), soluciones de movilidad urbana (vehículos autónomos y conectados, vehículo de transporte individual, etc.) o drones y nuevos servicios en la ciudad inteligente, entre otros.

Una vez realizada la solicitud, en el plazo máximo de quince días esta solicitud pasará un primer proceso de valoración de elegibilidad o bien quedará descartada si no cumple los criterios. Las propuestas que superen este primer corte serán evaluadas por el Comité Técnico de Evaluación y Seguimiento de BIT Habitat.

En un plazo de entre uno y seis meses como máximo, se informará a los interesados de si la propuesta ha sido seleccionada, así como de las condiciones que determinarán su ejecución, que se regirá por un convenio de experimentación que regulará su relación y sus actividades desplegadas en el marco del piloto.




Otros artículos de interés