Regulaciones Globales de la IA en 2024: Un Cambio Monumental

El 2024 marca un hito en la regulación de la Inteligencia Artificial (IA) a nivel mundial, con la entrada en vigor de leyes de gran alcance y la adopción de medidas concretas por parte de diferentes países. Este año es crucial para la política y regulación de la IA, impulsado en gran medida por el auge y la influencia de tecnologías como ChatGPT de OpenAI.

En Estados Unidos, la política de IA ha tomado un rumbo favorable a la industria, enfatizando las mejores prácticas y la confianza en las agencias para elaborar sus propias normas. La orden ejecutiva de Biden, que exige más transparencia y nuevas reglas, será un catalizador clave en 2024. El nuevo Instituto de Seguridad de la Inteligencia Artificial de EE.UU. jugará un papel crucial en la implementación de estas políticas. Aunque el Congreso aún no ha definido una dirección clara, se espera un enfoque que clasifique los usos de la IA según su riesgo.

En Europa, la Ley de Inteligencia Artificial de la Unión Europea, la primera de su tipo, entrará en vigor. Esta ley impone regulaciones estrictas sobre aplicaciones de IA consideradas de «alto riesgo» para los derechos fundamentales, abarcando sectores como la educación, la sanidad y la policía. Habrá una prohibición de usos específicos de la IA, como bases de datos de reconocimiento facial y el uso de tecnología de reconocimiento de emociones en el trabajo o en las escuelas. Las empresas tendrán que ser más transparentes y asumir una mayor responsabilidad por los daños causados por sistemas de IA de alto riesgo.

En China, la regulación ha sido hasta ahora fragmentada, pero el país se prepara para una legislación más integral en 2024. Se espera un enfoque más sistemático y de largo plazo, con la posible introducción de una «ley de inteligencia artificial» que abarcaría todos los aspectos de la IA.

A nivel mundial, es probable que veamos más regulaciones sobre IA en otras regiones, incluyendo África, donde se espera una estrategia de IA continental. Las diferencias en el enfoque de la IA entre países democráticos y autoritarios serán más evidentes, y las empresas de IA podrían enfrentar decisiones difíciles en cuanto a la expansión global y la especialización doméstica.

El 2024 será un año significativo en la evolución de la IA, con un impulso global hacia regulaciones más estrictas y un enfoque más consciente de los riesgos y beneficios de esta tecnología.

«Información extraída del artículo original publicado en MIT Technology Review

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Scroll al inicio