Saltar al contenido

Pronto podrás recorrer tu ciudad en el metaverso: lo único que te costará es tu privacidad

  • por
  • Seúl anunció el pasado mes de noviembre su proyecto de crear un ecosistema de su ciudad en el metaverso para optimizar la administración y los servicios, mejorando así la vida de los residentes.
  • No obstante, algunos escépticos creen que los intereses empresariales se acabarán anteponiendo a los de los ciudadanos.

Seúl entra en el metaverso. Así lo anunció el Ayuntamiento de la capital surcoreana el pasado mes de noviembre, declarando que la ciudad “creará un ecosistema en el metaverso para todas las áreas de su administración municipal”.

La noticia se produjo un mes después de que Facebook anunciara que cambiaría su nombre por el de Meta, un cambio de marca que coincidía con la nueva estrategia anunciada por la propia compañía: “Dar vida al metaverso”. Tras este cambio, muchas empresas anunciaron sus propias inversiones, como MicrosoftNike y Shopify.

A pesar de la gran inversión de dinero y esfuerzo tras estas noticias, las empresas implicadas no están respondiendo a una pregunta clave sobre el tema: ¿es realmente necesario el metaverso? 

Desde salas de conferencias virtuales de Microsoft hasta las zapatillas de Nike que no pueden llevarse físicamente, pasando por la red social inmersiva de Facebook, la función del metaverso parece limitarse a realizar acciones del mundo real en el mundo virtual, ofreciendo soluciones a problemas que nadie tiene en realidad: intentos de acaparar cuota de mercado disfrazados de ventajas para el consumidor.

El proyecto del metaverso de Seúl, que cuenta con un presupuesto de unos 3 millones de euros, presenta una visión que facilitaría la administración de servicios públicos, como la presentación de quejas o la petición de prestaciones municipales. La ciudad también planea utilizar la plataforma para celebrar versiones virtuales de los eventos culturales y las atracciones turísticas de la ciudad, haciéndolos accesibles a un público global. El metaverso de Seúl sería un simulacro parcial de la ciudad real. Desde entonces, se han anunciado iniciativas similares: Barbados ha propuesto una embajada en el metaverso y Santa Mónica (California), la gamificación del centro de su ciudad mediante la realidad aumentada.

Sin embargo, hasta el uso más práctico de Seúl para el metaverso es una continuación de otra adición tecnológica compleja. La “ciudad metaversa” es la extensión lógica de la ciudad inteligente, una popular idea de administración urbana que ha surgido en las dos últimas décadas gracias a las nuevas capacidades de recopilación y análisis de datos. Aunque es probable que las ciudades del metaverso obtengan muchos de los mismos beneficios que las ciudades inteligentes, es igualmente probable que reproduzcan e incluso amplíen muchos de sus defectos, exponiendo a los ciudadanos a los mismos problemas creados por las plataformas digitales, como la vigilancia y el control corporativo.

Si las ambiciones prácticas como la de Seúl fracasan, atraerán la atención sobre las deficiencias del propio metaverso, planteando una vez más la cuestión de cuál es su propósito….

(Clip 475 palabras)
Lee la noticia completa original en BUSINESS INSIDER

BARCELONADOT no se hace responsable de la información
que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna
frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente
exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.

 

 




Otros artículos de interés