Saltar al contenido

Oportunidades y retos del Metaverso / Yaiza Rubio Viñuela, Chief Metaverse Officer en telefónica

  • por

Desde hace un tiempo, venimos escuchando que el Metaverso será la siguiente evolución de internet y que su impacto se equipará al impacto que tuvo el nacimiento de internet en su día. La realidad es que nadie sabe cómo de importante y en qué se convertirá el Metaverso de aquí a treinta años.

Lo que sí sabemos es que el Metaverso propone una nueva forma de relacionarnos más humana.  Pero para entender por qué estamos hablando del Metaverso ahora mismo, necesitamos entender cómo las personas interactuamos con las máquinas. Para ello, necesitamos de una interfaz que sirva de puente de comunicación entre el humano y la máquina.

Empezamos por las tarjetas perforadas como medio utilizado para ingresar información e instrucciones a los ordenadores de entre los años 1960 y 1970. Posteriormente, la interfaz de línea de comandos (CLI) que funcionaba como un sistema de comunicación basado en líneas de código que se escribían por medio de un teclado y que se proyectaban en una pantalla. Después llegó la interfaz gráfica de usuario (GUI) que propondría una forma mucho más amigable donde la interfaz se comporta un poco más parecido a cómo interactuamos con el resto de objetos en el mundo físico. Y no fue hasta la llegada de los smartphones cuando se abrió un amplio abanico de posibilidades sobre la interacción de los usuarios con la capacidad de crear aplicaciones móviles. Sin embargo, entendimos que una interfaz que pudiera explotar mejor el lenguaje humano sería lo más natural y lo más poderoso. Por eso, las interfaces de usuario por voz en forma de asistentes serán parte principal de las interacciones que tendremos de ahora en adelante con la tecnología.

Y ahora nos encontramos en 2022. En una realidad cada vez más conectada, donde lo físico y lo digital dejan de tener una separación tan drástica. Y es que las experiencias digitales que tenemos al alcance son cada vez más diversas, humanas y sobre todo más inmersivas con tecnologías como la Realidad Virtual, Realidad Mixta y Realidad Aumentada. Así que, de la misma forma que el resto de interfaces, estas nuevas interfaces inmersivas proveerán un camino para mantener esas conexiones con nuestros clientes y aportarles experiencias únicas y memorables.

La realidad extendida (XR) es un concepto que aúna diferentes tecnologías: ​

  • La realidad virtual (VR) ofrece una experiencia completamente inmersiva donde el usuario deja de ver el mundo real para adentrarse en un entorno simulado por ordenador, normalmente usando unas gafas o headset.​
  • La realidad aumentada (AR) mezcla el mundo real con el digital sobreponiendo objetos o información en el mundo real. ​
  • La realidad mixta (MR) trata de crear una realidad hídrida donde poder interactuar tanto con objetos de la vida real como la virtual. ​

​La realidad extendida ya se encuentra en nuestras vidas, particularmente en forma de aplicaciones, herramientas y filtros de realidad aumentada. Los últimos smartphones y tablets vienen equipados con tecnología AR que pueden superponer contenido divertido, de entretenimiento e informativo sobre la vida real. ​Y en el ámbito del trabajo, XR está siendo adoptado en una amplia gama de funcionalidades, como reclutamiento, onboardings, trainings, visualización de datos, reuniones virtuales e incluso ferias comerciales online.​

realidad extendida

Asimismo, nos encontramos en una situación donde está por definir cómo será la forma de interacción de estas nuevas interfaces. El efecto interesante del Metaverso es que ha aumentado la visibilidad y la importancia de los estándares abiertos. La interoperabilidad, que es lo que permite que los productos y subsistemas de diferentes proveedores se comuniquen fácilmente, siempre han sido la base sobre la que las tecnologías se ponen a disposición de la sociedad a escala masiva. Si el metaverso se convierte en algo globalmente accesible, muchas de las tecnologías que se usan para su construcción, van a requerir de un alto nivel de interoperabilidad y eso significa que necesitaremos de numerosas normas de muchas organizaciones internacionales de normalización.

El metaverso se está moviendo desde el hype a la demostración de proporcionar un valor real. Los beneficios son muchos, sin embargo, existen una serie de retos importantes a resolver entre los que se encuentran los siguientes:

  • La necesidad de hacer estas tecnologías accesibles sin dejar a nadie atrás.
  • La poca regulación existente en cuanto a las nuevas economías que están surgiendo.
  • Todavía se desconoce las implicaciones de las tecnologías XR a la salud.
  • La capacidad que tienen los sistemas de XR de cara a la recolección de datos personales.
  • Quién tiene la capacidad de imponer unas reglas en ciertos mundos virtuales en cuanto a la libertad de información o cómo vamos a luchar contra la desinformación.
  • O la preocupación existente del elevado consumo de energía que disponen ciertas cadenas de bloques que usan algoritmos de consenso como el proof of work.

Nos encontramos en un momento de mucha innovación pero es el momento en el que debemos llamar a la responsabilidad en las organizaciones, el regulador y la sociedad para que la balanza no se incline hacia el otro lado. Necesitamos crear experiencias donde los usuarios tengan el control absoluto sobre sus datos, su privacidad, identidad y se sientan bienvenidos y seguros.

(Transcripción completa del original)
La publicación original de este artículo aparece en TELEFÓNICA


BARCELONADOT no se hace responsable de la información
que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna
frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente
exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.

 

 




Otros artículos de interés