Saltar al contenido

Olvídate del metaverso, estas son las tecnologías que sí te van a afectar en 2022

  • por

Aunque cuando empezó 2021 estábamos convencidos de que era el principio del fin de la pandemia, gracias a las vacunas, 12 meses después estamos en la misma casilla de salida, confiando en que ómicron sea la primera de unas variantes que acerquen más esta enfermedad a un mal que se pueda autogestionar y que no ponga patas arriba ni nuestro día a día ni nuestro sistema sanitario. Un año más, fue el año del covid-19.

Monopolizó nuestra atención, no solo en el plano sanitario, sino en muchos otros como el logístico o el industrial debido a los efectos transversales que tuvo esta enfermedad. ¿Por qué hablar del virus en un texto de tendencias tecnológicas que se espera nos influyan en 2022 y los años venideros? Porque uno de los sectores que más han sufrido en la pandemia y más titulares han acaparado ha sido el de los semiconductores.

Los procesadores ARM

Y precisamente, en este campo, se ha producido uno de los grandes avances de este año y que promete revolucionar la informática más pronto que tarde. Los procesadores basados en arquitectura ARM. Es probable que no hayas oído hablar mucho de ellos o al menos no has visto referirse con estas siglas a esta tecnología. Se basa en un diseño para chips que tradicionalmente se venían utilizando en el mundo de la telefonía móvil porque ofrecían una mejor gestión energética que otros.

Sin embargo, Apple consiguió llevarlos hasta los ordenadores ya a finales de 2020 con un primer procesador ‘designed in Cupertino’, el M1, que era capaz de ofrecer una gran autonomía sin renunciar al músculo en modelos como un MacBook Pro, un Air o un Mac mini. En 2021, disipó todas las dudas con el M1 Pro y el M1 Max, dos procesadores que confirmaron que la tecnología ARM se podía escalar para crear ordenadores muy potentes, que soportasen actividades por muy pesadas que sean. Es cierto que Intel y AMD siguen aferradas a la arquitectura x86, la que ha dominado la informática en los últimos años, pero Qualcomm y otros gigantes como Samsung ya han movido pieza para llevar esta revolución también al mundo Windows…

Sigue leyendo la noticia original en: El Confidencial