Saltar al contenido

“Necesitamos poder femenino para que el mundo sea más equilibrado”

Desde que el Seminario Internacional Mujer, Inteligencia y Talento celebrara su primera edición en 1992 son muchas las mejoras logradas en materia de igualdad de género. Sin embargo, hay cuestiones en las que estos avances no progresan adecuadamente. En el peor de los casos, se han producido algunos retrocesos.

“Sin el talento y el liderazgo de las mujeres, el camino hacia la recuperación sería un imposible”, aseguraba el pasado viernes Nieves Segovia, presidenta de la Institución Educativa SEK, durante la inauguración del seminario en el Campus Almagro de la Universidad Camilo José Cela. En un momento de máxima complejidad, Segovia destaca la capacidad de las mujeres para resolver conflictos. “Si el sistema social, económico y político ya estaba desestabilizado por la pandemia, la invasión rusa de Ucrania vuelve a ponernos a prueba con una nueva crisis humanitaria y geopolítica”.

Ante este escenario, Nieves Segovia considera que tenemos la obligación de aprovechar al máximo el talento colectivo. Para ello aboga por una “mayor determinación” en la tarea de lograr el equilibrio de género efectivo. “Desde nuestra responsabilidad, tanto en los colegios SEK como en la UCJC aplicamos metodologías personalizadas para lograr elevar el tanto de alumnos y alumnas que trabajan juntos y se respetan”.

Los retos de la era digital, las nuevas exigencias laborales, las convulsiones de lo impredecible… Nieves Segovia señalaba que es hora de dejar de perder a las más jóvenes como cantera de las áreas STEAM. “Debemos atraer más talento femenino a estas disciplinas. Nos encontramos ante una oportunidad histórica en el acceso a un mundo marcado por la digitalización”. Un mundo en el que, según la directiva, tecnología, ciencia y humanismo deber convivir en sintonía y conectados. “El reto pasa por educar a la próxima generación de mujeres líderes”.

Luz F. Pérez, directora del Programa de Doctorado de la Facultad de Educación de la UCJC, es una de las promotoras del seminario. En su presentación exponía algunos datos desalentadores relacionados con la poca representación femenina en carreras técnicas, así como en puestos de responsabilidad dentro de gobiernos de todo el mundo. “En los próximos años, el 75 % de los empleos tendrá algún nexo con las áreas STEAM y el 40 % directamente con las TICs. Si no entramos ahí, las mujeres tenemos poco futuro laboral”.

En cuanto a la brecha salarial, tomando como referencia información del INE, Luz. F. Pérez ponía sobre la mesa un dato que lo dice todo: la diferencia más habitual entre el salario de hombres y mujeres en España es del 16,2 %. Incluso entre lo más ricos del planeta se producen estos desajustes. Si la fortuna de Elon Musk, el hombre más rico del mundo, asciende a los 277.000 millones de dólares, la de su homóloga femenina, Alice Walton, es de 54.400 millones.

“Necesitamos poder femenino para que el mundo sea más equilibrado”, señalaba F. Pérez. “Por desgracia aún abundan los mitos y creencias sobre qué es y qué no es la mujer; prejuicios que pesan en capacidad, visibilidad y modelos”. La investigadora resumía cómo la ciencia ha ido desmontando algunos argumentos grabados a fuego, como que existe una inteligencia masculina y otra femenina, y que por tanto determinadas destrezas no están hechas para la mujer.

Luz F. Pérez especificaba los puntos fuertes en los que habría que incidir. “Debemos visibilizar la ciencia entre las más jóvenes desde todos los estamentos. Además, aprovechemos los modelos en los que se fijan para que tengan claro que detrás de un youtuber puede haber una carrera. Creo que debemos fomentar la sororidad, la ayuda y el apoyo entre mujeres. Por supuesto investigar, documentar y formar. Se hacen muchas cosas, pero ha llegado el momento de determinar qué sirve y qué no”.

Carmen Sánchez Ovcharov, decana de la Facultad de Educación de la UCJC, hacía un repaso por las distintas acciones que la universidad lleva a cabo para fomentar la igualdad en terrenos complejos. Junto a la Fundación Mujeres por África contribuyen a una mejor educación y al máximo desarrollo de mujeres en el continente africano. Por otro lado, la UCJC es partner de la Fundación STEM Talent Girl.

“No me gusta entender el poder femenino como una lucha, sino en un sentido amplio, como una expresión de libertad”, decía Sánchez Ovcharov. La decana opinaba que urge resolver el juicio moral en función del género. “Seremos poderosas en aquello que nos propongamos cuando sea disuelta esa moral diferencial”, una barrera culpable, entre otras cosas, de despertar el miedo a la ciencia y la tecnología entre las niñas.

María Concepción Dancausa, Consejera de Familia, Juventud y Política Social de la Comunidad de Madrid, reconocía en su intervención que las mujeres tienen que hacer un esfuerzo extra para que les sean reconocidos la inteligencia y el talento. “Aunque no soy muy partidaria de las paridades, las cuotas o las discriminaciones positivas o negativas, nadie puede negar que las mujeres lo tenemos más difícil también en lo profesional. Muchas tienen que renunciar a su carrera por el hecho de ser madres”.

Según Dancausa, “estamos en el camino correcto”, pero “queda mucho por hacer en la resolución de la brecha de oportunidades o la brecha salarial”. La consejera aludía a la corriente que apuesta por que empresas y organizaciones inviertan en la incorporación de talento femenino. “Una mayor diversidad redundará en su beneficio. Dos cabezas diferentes funcionan mejor que una. Las que hemos accedido a puestos de responsabilidad tenemos la obligación de aportar nuestro grano de arena”.

La responsable pública aseguraba que la mejor vía de reivindicación pasa por “presumir de nuestra condición de mujer sin actuar en menoscabo de nada ni nadie”. “Desde la Comunidad de Madrid estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance en empleo, maternidad, familia, conciliación y consideración profesional”.

Esta noticia se publicó originalmente en: INNOVA SPAIN