Saltar al contenido

Ministra Llop: “Las mujeres no podemos renunciar a la tecnología, es renunciar a nuestro futuro”

  • por

Pilar Llop, ha participado hoy en el foro empresarial La realidad en el liderazgo femenino, organizado por El Economista y el Women Economic Forum. Llop ha dado algunas pinceladas de cuál es la situación de la mujer dentro del mundo laboral y en los puestos de toma de decisiones.

“Aunque hemos avanzado mucho en materia de igualdad, y España es referente en normas y políticas progresistas, subsisten diferencias entre hombres y mujeres en distintos sectores”, ha señalado. Así, se ha referido al 75% de mujeres que tienen contratos a tiempo parcial, “más precarios y que eligen para dedicarse a otras tareas”.

En la Universidad, el 56% del total de estudiantes matriculados en España en estudios de Grado y Ciclo en el curso 2020-2021 fueron mujeres. Sin embargo, según ha señalado la ministra, en Ingeniería y Construcción, y en Informática, los estudiantes son mayoritariamente hombres: “En estas profesiones es mucho más difícil romper los techos de cristal”. Según Llop “las mujeres no podemos renunciar al mundo digital, pues si renunciamos a las tecnologías, estamos renunciando a nuestro propio futuro, porque ahora el futuro también se construye desde la digitalización”.

Existen, en cambio, otros ámbitos especialmente feminizados, ha continuado Llop, como el de las trabajadoras del hogar, donde las mujeres representan el 98,6%. “Superar estos escollos pasa por introducir y fomentar políticas de conciliación corresponsable de la vida familiar y laboral para favorecer que mujeres y hombres se encarguen por igual de los cuidados en el ámbito familiar”, ha subrayado.

Según la ministra, debemos luchar contra estos estereotipos a través de la educación, desde edades tempranas, “de lo contrario se incrustarán y enquistarán en distintas esferas sociales, como viene ocurriendo”.

Violencia de género

La titular de Justicia también se referido a la violencia de género. Según Llop, “constituye la más clara y cruel manifestación de la desigualdad entre mujeres y hombres, sustentada por el sexismo”.

El Ministerio, ha explicado, está impulsando acciones para combatir esta lacra. Así, se está dando formación a los operadores jurídicos en esta materia, se ha promovido evitar que profesionales con antecedentes penales por violencia de género puedan estar en el turno de oficio de esta especialidad, o se ha aprobado un protocolo para permitir derivar a las víctimas entre las Oficinas de Asistencia y los servicios sociales autonómicos para su atención, asistencia y protección.

En el ámbito de la Justicia, la Ley de Eficiencia Procesal introduce medidas de conciliación de la vida personal y familiar; o el nuevo Reglamento del Ministerio Fiscal contempla la presencia equilibrada de mujeres y hombres en los nombramientos, así como el principio de igualdad de trato y oportunidades en la promoción, entre otras.

Asimismo, Llop ha hecho hincapié en la importancia de conocer lo que significan las cuotas. “Hay que eliminar prejuicios, las cuotas significan que a igual mérito y capacidad, se elige al sexo infrarrepresentado para promocionar esa igualdad”.

Para finalizar, Llop ha aludido a ONU Mujeres, que ha reconocido que uno de los mejores negocios para un país es el empoderamiento económico de las mujeres. “Es el momento de apostar por un liderazgo feminista, de personas que creen en la igualdad y en la Justicia social”, ha concluido la ministra.

Clipping de una noticia publicada originalmente en: MONCLOA




Otros artículos de interés