Los ‘hubs’ eclosionan en Barcelona

  • por

Últimamente, parece que en Barcelona surgen hubs de debajo las piedras.

Hubs de economía verde, economía azul, tecnología de los deportes, salud, diseño, ciencias y arte, finanzas, movilidad… Todos prometen acelerar la innovación tecnológica e impulsar Barcelona en el mapa del emprendimiento europeo. Son múltiples actores los que han anunciado la creación de estos centros, desde la asociación de empresas Barcelona Tech City, que lleva cinco años desarrollando el concepto de campus urbano tecnológico, al Ayuntamiento de Barcelona, que recientemente ha presentado un ambicioso plan para la recuperación económica, la Cambra de Comerç de Barcelona o distintos colegios profesionales.

¿Pero qué es exactamente un hub y por qué todos se empeñan en crearlos? ¿Realmente hay espacio para tantos en una ciudad del tamaño de Barcelona? Xavier Ferràs, profesor especializado en innovación de Esade, comenta que un hub es mucho más que un clúster de empresas, es un espacio que permite reunir bajo un mismo techo a emprendedores, inversores, start-ups , grandes corporaciones, administraciones, universidades…

 

“Son el epicentro de un ecosistema de innovación, el núcleo territorial más denso en el que todos los agentes pueden interaccionar al mismo tiempo”, añade Josep Miquel Piqué, presidente ejecutivo de la Salle Technova y uno de los impulsores del distrito tecnológico 22@.

Debido a la definición tan amplia de este concepto anglosajón existen hubs de muchos tamaños y tipologías. A veces, este término llega a ser utilizado para mencionar una ciudad en sí misma, como si Barcelona por sí sola fuera un hub tecnológico.

Crecimiento

Con el plan municipal, la ciudad entra en una nueva fase que se inició con el Parc Científic en el 2000

Pero los expertos apuntan que en la mayoría de casos un hub es un edificio, un punto físico de encuentro donde los agentes del ecosistema ponen en común su experiencia y crean de forma conjunta sus propuestas de valor. De ahí que todos lo consideren clave para tener una economía avanzada y competitiva. Incluso ahora que el teletrabajo está en auge, y más en el sector tecnológico.

“Los beneficios de los hubs están más que comprobados. Generan I+D, un aspecto clave especialmente desde la llegada de la pandemia, y también causan un efecto llamada a nivel internacional. Si hay talento de nivel, más profesionales querrán estar ahí, y lo mismo sucederá con las grandes corporaciones o los fondos inversores”, comenta Miquel Martí, director general de Barcelona Tech City.

Además, sostiene, está comprobado que los hubs de innovación generan beneficios indirectos en la sociedad. “Por cada puesto de trabajo que crea el sector tecnológico, se generan cinco empleos más en el sector servicios. En economía tradicional, la ratio es de uno a dos, un empleo genera dos más.”

Transformación

El edificio histórico de Correos cedido al Ayuntamiento albergaráun hub de movilidad gestionado por agentes privados como Tech City

¿Pero por qué en los últimos meses han surgido tantos proyectos que llevan la palabra hub ? Varias causas que lo explican. Según Joan Romero, consejero delegado de Acció (la agencia para la competitividad de la empresa de la Generalitat), el ecosistema de Barcelona ya ha alcanzado una masa crítica de start-ups que demanda crear centros especializados por sectores estratégicos en el futuro. Además, no hay que olvidar la coyuntura…

Sigue leyendo este artículo de Blanca Gispert, en La Vanguardia


···········································································································································
Otros artículos de interés