Saltar al contenido

Los chinos se ‘quedan’ con el Mobile: estas son las (pocas) novedades que destacar

  • por

El Mobile World Congress de ‘mobile’ está teniendo poco si entendemos el término literalmente por dispositivos. La gran feria de la telefonía ha vuelto a Barcelona con la atención más centrada que nunca en unos operadores que están tomando posiciones ante una eventual gran concentación, fusión mediante, en el sector de las telecomunicaciones. El encuentro, uno de los más importantes a nivel mundial junto al CES de Las Vegas y superlativo para la Ciudad Condal en términos de imagen e ingresos, lleva tiempo reforzando su carácter empresarial y sectorial. Los fabricantes de electrónica de consumo llevan vaciando de grandes anuncios la cita desde hace tiempo, retirando sus productos más llamativos y atractivos de este foro para presentarlos en eventos individuales donde la competencia no eclipse los mensajes de ‘marketing’.

Un buen ejemplo de cómo se pueden pisar los anuncios y que lo que dices a las 10 de la mañana a las tres de la tarde quede completamente fuera de juego. Realme anunciaba, junto a su teléfono estrella, el sistema de carga más rápido del mundo. Después de comer, Oppo hacía lo propio. ¿Quién tiene razón? Los dos. La primera ponía sobre la mesa a primera hora de la mañana 120W de potencia. Era el tope en ese momento. Lo que ocurre es que sus compatriotas empresariales (pertenecen al conglomerado BBK) han desactivado  el anuncio pocas horas después. Esta situación ayuda a comprender por qué los grandes jugadores prefieren disputar sus partidos en casa y no en un campo neutral como el Mobile, por mucho asistente que haya en la Ciudad Condal.

Pero eso no significa que no haya novedades. Las ha habido. Pero todo ha caído en manos chinas. Salvo Samsung, que celebró un evento virtual para presentar portátiles, todo el protagonismo ha recaído en fabricantes y compañías de aquel país. Y solo de actores, que podrían considerarse de reparto, han traído sus primeras espadas. Xiaomi, por ejemplo, ha decidido lanzar dos modelos de POCO, esa submarca que creó pensando en el mercado indio y que ahora quiere comerse el mercado ‘low cost’. La mencionada Realme quizás haya

Esta noticia se publicó originalmente en:
EL CONFIDENCIAL