Lo que se debe y no se debe hacer al utilizar la IA generativa en el lugar de trabajo

Reglas para el Uso de la IA Generativa en el Trabajo

Las empresas están incorporando la inteligencia artificial generativa en sus operaciones para mejorar la eficiencia y productividad, pero también son conscientes de los riesgos que conlleva. Por ello, han establecido reglas para su uso en el lugar de trabajo. Entre las principales recomendaciones se encuentra estar atentos al sesgo en los modelos de IA, que pueden reflejar prejuicios demográficos presentes en los conjuntos de datos públicos utilizados para su entrenamiento. Se sugiere que el material generado por la IA sea revisado por empleados y equipos especializados para asegurarse de que la empresa puede respaldar el contenido.

Otra preocupación importante es no compartir información empresarial sensible con programas públicos de IA, ya que estos almacenan conversaciones y entradas que pueden ser utilizadas para entrenar sus modelos. Esto incrementa el riesgo de que la información confidencial pueda ser expuesta. Algunas empresas han limitado o prohibido el uso de programas públicos de IA generativa para la mayoría de sus empleados debido a preocupaciones sobre la posible filtración de información propietaria.

Las empresas también deben ser selectivas sobre qué programa de IA utilizar, prefiriendo modelos de grado empresarial que ofrezcan más seguridad para los datos empresariales en lugar de versiones públicas. Al elegir un programa de IA generativa, es crucial entender cómo se almacenarán los datos ingresados y quién tendrá acceso a ellos.

Además, no se debe confiar completamente en la precisión de los resultados de la IA. Los expertos advierten sobre las «alucinaciones» de la IA generativa, respuestas que incluyen información falsa o inexacta que podría engañar a quien la vea. Verificar la fuente de la información antes de usar contenido generado por IA puede ayudar a reducir inexactitudes.

Otra medida de precaución es negociar contratos propios con proveedores de IA generativa para entrenar la IA únicamente con una base de datos proporcionada por la empresa, evitando así la introducción de información externa potencialmente inexacta.

En cuanto al contenido generado por IA, es crucial divulgar su uso para mantener la transparencia, especialmente importante para los empleados que interactúan con clientes. Debido a las responsabilidades que pueden surgir de contenido generado por IA inexacto o inapropiado, los clientes deben saber de antemano que el material que reciben o utilizan ha sido generado en parte por IA.

Finalmente, se recomienda estar atentos a la infracción de derechos de autor, ya que algunos contenidos generados por IA podrían basarse en obras protegidas por derechos de autor, lo que podría generar problemas legales. Hasta que se establezcan reglas claras sobre el uso del material protegido por derechos de autor por parte de la IA, los expertos sugieren que los equipos legales de las empresas deben ser proactivos en la revisión de cualquier material generado por IA para posibles problemas de derechos de autor.

En resumen: Las empresas están implementando reglas para el uso de la IA generativa en el lugar de trabajo para maximizar sus beneficios y minimizar riesgos, incluyendo prejuicios, filtración de datos confidenciales, inexactitudes y problemas legales.

*** Información extraída del artículo original: [The Do’s and Don’ts of Using Generative AI in the Workplace] publicado en [The Wall Street Journal]***

. . . .

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Scroll al inicio