Saltar al contenido

Las pymes en el metaverso

Nike ha comercializado unas zapatillas totalmente digitales en NFT (el título digital que acredita quién es el propietario), y Zara ha lanzado una de sus colecciones en phygital (combinación de digital y físico). Al mismo tiempo, Travis Scott ha celebrado un concierto online para 12 millones de jugadores de Fortnite, mientras Heineken Silver se elabora exclusivamente en la cervecería virtual que la empresa tiene en la plataforma Decentraland.

Los ejemplos de presencia de las grandes marcas en el metaverso son muchos y muy diversos, sin embargo, de momento, todos están encaminados más a la presencia de marca, que a la monetización de los servicios o productos que se ofrecen en el nuevo universo virtual. Y la pregunta que surge inmediatamente sería: ¿Qué pueden hacer las pymes para posicionarse en este contexto de incertidumbres que aún rodea al metaverso? Una cuestión para la que podríamos encontrar respuestas tan difusas como el propio desarrollo futuro de ese entorno virtual del que todo el mundo habla, pero del que poco se conoce, más allá de experimentos corporativos destinados exclusivamente a potenciar el lado innovador de una determinada marca.

Pero esa capacidad, económica y de infraestructura, para desarrollar proyectos en el entorno digital requiere un esfuerzo que solo las grandes marcas pueden desarrollar. Una pyme, ni puede, ni le interesa, desarrollar este tipo de pruebas que podrían poner en riesgo su propia capacidad financiera, sin resultados tangibles sobre el negocio. De ahí que, lo más recomendable para este tipo de empresas sea la de mantener una actitud de observación activa, analizando el desarrollo de novedades y a la espera de saber cómo se van a monetizar los servicios en este nuevo universo. Porque solo la monetización puede permitir que una pyme se decida a participar de este nuevo entorno de negocio que, más tarde que pronto, terminará por conformarse alrededor del metaverso….

(Clip 300 palabras)
Lee la noticia completa original en EL ECONOMISTA


BARCELONADOT no se hace responsable de la información
que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna
frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente
exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.