Saltar al contenido

Las enfermedades que nos provocan las TIC (y cómo acabar con ellas)

  • por

La irrupción de las TICs ha cambiado nuestras vidas.

A nivel social, laboral y personal actuamos, trabajamos o nos comunicamos de forma diferente. Esta situación, magnificada por la pandemia, ha provocado que aparezcan nuevos riesgos en nuestro día a día. Son los denominados riesgos emergentes.

El principal problema es que la elevada exposición a computadoras, tabletas, smartphones y resto de tecnologías ha aumentado nuestros niveles de estrés negativo (distrés). Concretamente, cuando el origen está en la dificultad de adaptación a las tecnologías se le denomina tecnoestrés.

Los nuevos riesgos y sus nombres

Ante esta situación aparecen nuevos riesgos que afectan a nuestra salud, entre ellos:

  • Vamping: la hiperconexión digital resta horas de sueño y causa insomnio.
  • Phubbing o ningufoneo: el desprecio hacia las personas que están a nuestro alrededor por dar prioridad a nuestros teléfonos.
    • Smombies: la actitud de circular o realizar otras actividades sin prestar atención por estar pendiente del smartphone.
    • Nomofobia: la necesidad de permanecer conectado constantemente. No podemos pasar 24 horas desconectados.
    • Text-Neck: conjunto de dolencias en la zona cervical derivadas de la consulta constante al teléfono y la adopción de posturas incorrectas.

    Todos estos riesgos están asociados a un aumento del número de horas que pasamos frente a una pantalla y el descenso de la actividad física.

    La combinación de hiperconexión digital, sedentarismo y/o sobrealimentación es letal, y acaba generando problemas circulatorios, respiratorios, musculoesqueléticos o incluso mentales.

    Esto ha contribuido a que hayamos pasado de temerle a las enfermedades infecciosas y de transmisión sexual a ser presa fácil de las enfermedades crónicas no transmisibles. Esas enfermedades no se contagian, sino que es nuestra forma de vida (un aspecto cultural) la que propicia su propagación.

    Algunos cambios de actitud

    No podemos borrar de un plumazo las exigencias sociales y laborales. Pero sí podemos cambiar nuestra actitud frente a estas exigencias. A continuación, algunas sugerencias para poder afrontar el tecnoestrés…

    (Recorte de prensa / Clipping)
    Continúa leyendo la noticia completa original de este recorte en BBC


    BARCELONADOT no se hace responsable de la información
    que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna
    frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente
    exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.

     

     




Otros artículos de interés