Saltar al contenido

LaLiga Golazos o cómo los NFTs socializarán a los más jóvenes en el fútbol

LaLiga ha anunciado el calendario del lanzamiento de una colección de NFTs, denominada LaLiga Golazos, y un acuerdo con EA Sports, la empresa más famosa de videojuegos futbolísticos, para que ésta sea el patrocinador principal de los campeonatos en las principales divisiones nacionales de este deporte. Lo primero, es un importante paso más de Blockchain en la industria del entretenimiento y tiene como fecha estelar el próximo 27 de octubre, donde un selecto número de preinscritos podrá acceder a la adquisición de los NFTs. El segundo tiene por horizonte ahondar en nuestra inserción en la vida de la realidad virtual y su duración se extiende por varias temporadas.

LaLiga Golazos NFTs

Como en otros campos de nuestra sociedad, el fútbol vive un acelerado proceso de digitalización y virtualización desde el inicio de la pandemia. Todavía recordamos esos esfuerzos de “llenar” los estadios digitalmente con aficionados, cuando éstos no podían acudir a los mismos. Dentro de este proceso, vivido como imparable, el peso de Blockchain se deja sentir cada vez con más fuerza.

Cómo el fútbol está introduciendo blockchain en la sociedad a través del juego

Casi todos los clubes importantes del mundo, ya cuentan con alguna experiencia en Blockchain. Aun cuando el core blockchevique de los propagandistas de esta tecnología no tienen aspecto de hinchas futboleros, los empresarios de esta tecnología han visto en este campo una gran oportunidad, al reunir características tan relevantes como: grandes marcas con proyección internacional, comunidades emocionalmente intensas y muy implicadas, narraciones con largas historias repletas de héroes y personajes, fuertes movimientos económicos, con cifras que rozan lo astronómico, y, sobre todo, un enganche de sentimientos que se renuevan semanalmente, con la cita de cada partido. Por otro lado, se encuentra el factor ocasión, como es que el modelo económico en el que principalmente se ha basado este campo, teniendo como columna vertebral los ingresos por derechos televisivos, empieza a ofrecer signos de agotamiento.

Blockchain en la hierba

Es tal la inclinación por las distintas concreciones de Blockchain por parte de los clubes de fútbol, que parece que la competencia se ha trasladado de la hectárea de hierba bien cortada a los despachos, convertidos ahora en laboratorios, de los propios clubes. Pero esta semana ha sido la patronal del fútbol, La Liga, la que ha hecho sus principales anuncios, tras la celebración en Sevilla, los pasados 28 y 29 de septiembre, de la World Football Summit, donde lo tecnológico tuvo un especial protagonismo.

La Liga lanzará NFTs de todos sus jugadores de la mano de Sorare

Esta especie de CEOE del fútbol español, que es La Liga, parece tener claro que su futuro pasa por la innovación tecnológica. Tal vez se trate de las pocas áreas donde puede alcanzar acuerdos, pues, dada la oposición de intereses, se trata de una asociación no siempre bien avenida. Ocasionalmente, los medios de comunicación se hacen eco de las desavenencias. Incluso puede que las disputas lleguen a los juzgados, como sucedió recientemente con el acuerdo entre La Liga y el fondo CVC, al que se opusieron Real Madrid, Barcelona y Athletic Club de Bilbao.

Messi es el Mensaje en la normalización de las criptomonedas

Grandes momentos

El enfrentamiento no es extraño en su seno: entre clubes grandes y pequeños, entre clubes cuyos propietarios son los propios aficionados y los que cuentan en su capital propietario los puzles más extraños, de los más diversos orígenes. Intereses económicos y financieros de unas entidades muy distintas que se han convertido en marcas y empresas, yendo más allá de colores de camisetas y sentimientos. Es más, en el seno de los propios clubes se vive esa tensión derivada de la difícil conjugación de gestión profesional, pensando en la supervivencia económica futura de la entidad, y gestión de sentimientos bien anclados en la historia y biografía de aficionados, familias y localidades, teniendo el deporte y lo que, en definitiva, es un juego profesional en el centro.

Blockchain o cómo capitalizar la pasión por el fútbol y el deporte en general

La Liga ya anunció su incursión en el mundo de los NFTs hace ahora aproximadamente un año. Se trataba fundamentalmente de cromos, que los aficionados podían adquirir e intercambiar. Ahora lo que anuncia es otra cosa. Se trata de “grandes” momentos de futbolistas -Modric (Real Madrid), Joao Felix (Atlético de Madrid), Ansu Fati y Ter Stegen (Barcelona), habiendo llegado a un acuerdo con los mismos- y de los enfrentamientos que han venido jalonando las pasiones de los últimos años en el fútbol español, los denominados como: El Clásico, El Derbi Madrileño, El Derbi Sevillano o El Derbi Vasco.

Habrá que seguir de cerca los resultados de estas experiencias. Al fin y al cabo, el fútbol no deja de ser uno de los significantes importantes de nuestras sociedades. Algo que intenta decir algo más que un deporte de once contra once. Crea la tan difícil simultaneidad de comunidad y sociedad. Por eso está tan lleno de narrativas y, en consecuencia, de productos y dispositivos que lo alimentan.

El ex futbolista Kun Agüero crea un metaverso propio en The Sandbox: Kuniverse

Los cromos

Hasta hoy, teníamos los cromos. La interacción que provocan sigue siendo fundamentalmente local. Aunque hace años que internet tiene presencia en el mismo, cada ciudad española que se precie tiene su rincón para el intercambio de cromos. Para dar salida a los “repes” y completar la colección. La interacción, considerada con el calificativo de auténtica, está en sitios como, por ejemplo, la Plaza del Campillo del Mundo Nuevo, en el Rastro madrileño. En la pequeña tienda o el quiosco donde se compran los sobres. El fútbol es la interacción con los otros. También a través de los cromos de papel. Como mi compañero de trabajo que, sobrepasada ya la mitad de los cuarenta, sigue coleccionando los cromos de fútbol. Ahora los del Mundial de Qatar, comunicándome puntualmente por WhatsApp cada vez que le sale un jugador de nuestro equipo.

Criptoagosto: deporte y criptomonedas, una relación que parte de la mutua necesidad

Los cromos nos socializaron en el fútbol, al mismo tiempo que en el barrio y en la ciudad. Ahora, convertidos en NFTs, anuncian que nos socializarán en la pantalla, que nos harán revivir momentos del pasado. A su vez, la realidad virtual de EA Sports promete experiencias únicas extraordinarias. Promete el futuro. Algo que genera dudas. No tanto porque EA Sports no vaya a cumplir sus promesas. Se trata de preguntas que apuntan al balance de pérdidas y ganancias. Por lo que puede perderse, lo que siempre está lastrado de nostalgia. Me figuro que, como ocurre con el colesterol, habrá nostalgia buena y nostalgia mala.

Abrazos virtuales

¿Dónde quedarán esas plazas de interacciones en las que, de niños y no tan niños, cambiábamos cromos de nuestra colección de futbolistas? ¿cuál será el lugar de la interacción que se genera en los estadios? De momento, parecen cumplir con el estatus de coro televisivo, de complemento necesario en la narración televisiva. La experiencia de la retransmisión de los estadios vacíos durante la pandemia, dejó en evidencia el valor de esa interacción del público con el juego y del público entre sí. Pero las dudas emergen: ¿será sustituida la experiencia del estadio, en vivo, por la gran experiencia virtual? Y, siendo como es el fútbol una gran metáfora de nuestra sociedad: ¿desaparecerán las interacciones personales -con sus roces y abrazos- en favor de las interacciones virtuales? Realidades distintas. Tal vez complementarias.

(Transcripción completa del original)
La publicación original de este artículo aparece en OBSERVATORIO BLOCKCHAIN


BARCELONADOT no se hace responsable de la información
que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna
frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente
exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.

 

 




Otros artículos de interés