Saltar al contenido

La UE podrá paralizar el minado de criptomonedas en caso de emergencia energética

Este pasado verano se ha empezado a utilizar con frecuencia la expresión “invierno criptográfico”, para reflejar el brutal desplome del valor de las criptodivisas y también, a consecuencia del mismo, el descenso de la actividad de minería, tan en auge hace sólo unos meses. Pero el verano pasó, y ahora, a mediados de octubre, en Europa el único invierno que preocupa es el real, el de las bajas temperaturas en medio de una crisis energética.

Y bien sabemos que las criptomonedas, útiles como son para muchas cosas, constituyen todo un agujero negro en cualquier estrategia de ahorro energético. Es cierto que, recientemente, Ethereum se ha sometido a una ‘reconversión’ tecnológica para reducir en un 99% el consumo energético de su proceso de minado… pero la mayor parte de las criptodivisas (empezando por la más popular de todas, Bitcoin) siguen recurriendo a métodos notablemente menos sostenibles.

Desde ‘etiquetas de eficiencia energética’ a medidas de emergencia para paralizar la criptominería

Por ello, la Comisión Europea ha puesto esta semana sobre la mesa la posibilidad de implementar medidas contra las actividades de criptominería, dada la situación creada por la Guerra de Ucrania y los actuales precios de la energía en que ésta ha desembocado.

Y lo ha hecho en el marco del plan de acción ‘Digitalising the energy system’, publicado el pasado martes por la Comisión, con el objetivo de “ahorrar energía, diversificar los suministros, [y] acelerar la transición de Europa a la energía limpia de Europa”.

Y para todo ello, es necesario regular el consumo energético del sector tecnológico, ámbito en el que el plan incluye a las criptomonedas. Y ahí, además de plantear la implantación de “una etiqueta de eficiencia energética para blockchains”, se recogen también medidas como el control del gasto energético por el sector de la criptominería… y su eventual paralización en caso de emergencia energética:

“La Comisión insta a los estados miembros a aplicar medidas específicas y proporcionadas para reducir el consumo de electricidad de los mineros de criptoactivos, en consonancia con la propuesta de Reglamento del Consejo sobre una intervención de emergencia para hacer frente a los elevados precios de la energía”.

“Y, más largo plazo, a poner fin a las exenciones fiscales (y otras medidas fiscales) actualmente en vigor en algunos Estados miembros que benefician a los criptomineros. En caso de que sea necesario un desprendimiento de carga en los sistemas eléctricos, los Estados miembros también deben estar preparados para detener la minería de criptoactivos”.

En un documento de trabajo aparte, la Comisión recopila información como el hecho de que la UE representa, hoy por hoy, el 10% del poder de computación dedicado a la minería de criptomonedas, con Alemania e Irlanda a la cabeza.

El documento también establece que la Comisión “cooperará a nivel internacional con los organismos de normalización para desarrollar una etiqueta de eficiencia energética para blockchains“, y recuerda el acuerdo del pasado 30 de junio por el que se aprobaba la propuesta de Reglamento de los Mercados de Criptoactivos (MiCA), que “exigirá a los actores del mercado de criptoactivos que divulguen información sobre la huella medioambiental y climática de éstos”.

A continuación, el informe se hace eco de los diferentes métodos de validación de operaciones disponibles para las criptomonedas, como el Proof-of-Stake del nuevo Ethereum:

“El consumo de energía de las criptomonedas se ha duplicado más o menos en comparación con hace 2 años, alcanzando alrededor del 0,4% del consumo mundial de electricidad. Al hacer uso de las criptomonedas […] hay que tener cuidado de utilizar solo las versiones más eficientes de la tecnología desde el punto de vista energético”.

La minería no es un requisito imprescindible para la tecnología blockchain, es posible basarla en mecanismos de consenso que consumen mucha menos energía que Proof-of-Work porque no implican un proceso de minería. […] Hasta ahora sólo las criptodivisas con menor capitalización de mercado habían utilizado estos mecanismos, pero el cambio de Ethereum demuestra que el mundo de las criptodivisas puede avanzar hacia un sistema más eficiente”.

(Transcripción completa del original)
La publicación original de este artículo aparece en GENBETA


BARCELONADOT no se hace responsable de la información
que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna
frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente
exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.

 

 




Otros artículos de interés