Saltar al contenido

La leyes antimonopolio de la UE, entre el freno a los gigantes estadounidenses y la búsqueda de innovación

  • por

Las nuevas normas de competencia de la UE dividen el debate entre la necesidad de poner marcos a un entorno digital cambiante, la falta de un gran jugador innovador y tecnológico en el territorio, y la moderación de los contenidos de las plataformas de las big tech.

“¿Por qué no tenemos un Google o un Amazon europeos? Con la buena intención de protegernos, la regulación no hace más que poner trabas a las empresas locales. La red social Tuenti llegó a ser más importante que Facebook y, ¿qué pasó? Se intenta limitar a los gigantes tecnológicos de Estados Unidos y China, pero, ¿ahora que ya han acumulado tanto poder?” Estas reflexiones son de Borja Adsuara, experto en nuevas tecnologías y exdirector general de Red.es, entre otros cargos institucionales, a tenor de la reciente aprobación de la Ley de Mercados Digitales (DMA, de sus siglas inglesas) y la Ley de Servicios Digitales (DSA), que suponen un intento por controlar el poder y la actividad de las denominadas big tech o GAFAM -Google, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft- en el Viejo Continente y que sustituyen a la Directiva de Comercio Electrónico del año 2000. En concreto, esclareció la Comisión Europea (CE) tras su votación el pasado mes de julio, tratan de “abordar los efectos sociales y económicos del sector tecnológico” y “establecer normas claras que regulen el funcionamiento y la prestación de servicios por parte de estas compañías en la Unión Europea (UE)”.

El primero de los escritos, el DMA, que será de obligado cumplimiento a partir de octubrefrenará el control de estas multinacionales sobre los datos de los ciudadanos locales, lo que podría obligar a estas empresas a cambiar incluso sus modelos de negocio ya que se establecerán marcos de competencia para evitar monopolios y se diseñarán las normas de acceso a sus plataformas. Es decir, tendrán que hacer que sus servicios de mensajería sean interoperables y proporcionar a los usuarios corporativos acceso a su información para que estos puedan promocionar productos y servicios de la competencia en sus propias plataformas. La DMA solo se aplicará a organizaciones cuya capitalización bursátil supere los 75.000 millones de euros, obtengan al menos 7.500 millones de beneficios de facturación anual y tengan 45 millones de usuarios en el continente, por lo que está dirigida principalmente a estos gigantes. Las multas por incumplimiento serán de hasta un 10% de sus ingresos anuales, y hasta de un 20% en caso de reincidencia.

Lo más importante de esta norma, dice Adsuara, es la figura del gatekeeper (guardián en línea). “Es en este aspecto donde se quiere abrir la competencia”. Pero, por otra parte, estima, se va contra los marketplace. El experto pone el ejemplo de los ecosistemas Apple y Android. “Si obligas a iOS a abrirse, tiras su valla y rompes valores intrínsecos de la empresa como la seguridad, la obligas a convertirse en Android. El usuario tiene derecho a elegir si quiere jugar en un escenario abierto o cerrado y más seguro”. El problema que ve el abogado pasa porque, desde el derecho romano, Europa tiene un código legislativo cerrado y muy poco “incentivador” de cara a la innovación. “En Estados Unidos, todo lo que no está regulado está permitido, y aquí sucede lo contrario”, argumenta. “Y la innovación es justamente lo que no se puede prever, y si no se puede prever no se puede regular. Nunca vamos a tener gigantes tecnológicos propios porque cuesta muchísimo poner en marcha una empresa para la que no hay una norma adecuada, y la que hay es un obstáculo. Por eso nuestras organizaciones se marchan del territorio. Somos los árbitros del terreno de juego, todas las multinacionales quieren operar aquí, pero no tenemos el mismo nivel de jugadores”.

En cualquier caso, prosigue Adsuara, “yo me desmarco a favor de cumplir la ley continental porque nuestras firmas lo hacen y las de fuera no son mejores. Pero, al mismo tiempo, algo estamos haciendo mal. ¿Por qué no tenemos un Facebook local?”, se vuelve a preguntar….

(Recorte de prensa / Clipping)
Continúa leyendo la noticia completa original de este recorte en COMPUTERWORLD


BARCELONADOT no se hace responsable de la información
que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna
frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente
exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.

 

 




Otros artículos de interés