La inteligencia artificial descubre nuevos antibióticos contra las bacterias resistentes por primera vez en 60 años
FOTO: TELE 5

En un hito sin precedentes para la medicina moderna, investigadores del MIT han utilizado la inteligencia artificial (IA) para descubrir nuevos antibióticos, marcando el primer avance significativo en este campo en más de seis décadas. Este logro, publicado en la revista Nature, presenta una esperanza renovada en la lucha contra la resistencia a los antibióticos, una crisis de salud global que cada año cobra miles de vidas.

El estudio destaca cómo los modelos de IA pueden predecir qué moléculas poseen propiedades antibióticas, proporcionando una comprensión estructural química inédita. Los investigadores emplearon un modelo de aprendizaje profundo para analizar la actividad y toxicidad de más de 39,000 compuestos contra el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM), una bacteria notoriamente difícil de tratar que puede causar desde infecciones leves en la piel hasta enfermedades mortales.

Los modelos de IA, entrenados para medir la toxicidad en distintas células humanas, jugaron un papel crucial al identificar compuestos que no solo son efectivos contra el SARM sino también seguros para el cuerpo humano. De los aproximadamente 12 millones de compuestos evaluados, los modelos identificaron candidatos prometedores de cinco clases diferentes. Posteriormente, pruebas de laboratorio con 280 de estos compuestos revelaron dos candidatos potenciales que, en experimentos con ratones infectados con SARM, redujeron la cantidad de la bacteria en un factor de 10.

Este avance no solo representa un paso significativo en el combate de infecciones resistentes sino que también demuestra el potencial transformador de la IA en el descubrimiento de fármacos. Al «abrir la caja negra» y comprender mejor los mecanismos detrás de la resistencia antibiótica, los científicos están pavimentando el camino hacia una era de tratamientos más efectivos y seguros.

El potencial de este descubrimiento es inmenso, con implicaciones que se extienden más allá del ámbito médico hasta sectores como la seguridad militar y la salud pública. Conforme la IA continúa avanzando, su integración en la investigación biomédica promete acelerar el descubrimiento de soluciones a problemas de larga data y salvar innumerables vidas en el proceso.

Información extractada del artículo original publicado en Telecinco

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Scroll al inicio