La IA Afectará al 40% de los Empleos del Mundo y Podría Traer Desigualdad: FMI
FOTO: WIRED

La inteligencia artificial (IA) se perfila como un catalizador de transformaciones significativas en el panorama laboral mundial. Según un informe reciente del Fondo Monetario Internacional (FMI), alrededor del 40% de los empleos a nivel global están en riesgo debido al avance de esta tecnología. El estudio, titulado “Gen-AI: inteligencia artificial y el futuro del trabajo”, presenta un análisis exhaustivo sobre las implicaciones que la IA podría tener en diversos sectores laborales en los próximos años.

El informe del FMI destaca que los trabajos altamente cualificados en economías avanzadas, como Estados Unidos, Alemania o Japón, serán los más afectados, con un 60% de los empleos susceptibles de ser impactados por la IA. Esto podría conllevar a mejoras en la productividad y eficiencia, pero también plantea el riesgo de reducción de la demanda de mano de obra y disminución de salarios. En el peor de los casos, algunos empleos podrían desaparecer por completo.

Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI, advierte que la IA probablemente exacerbará la desigualdad global. Ante esto, insta a los legisladores a nivel mundial a tomar medidas para mitigar esta tendencia y evitar que la tecnología intensifique las tensiones sociales.

En América Latina, el impacto de la IA será diferente. Se espera que afecte entre el 40 y el 26% de los empleos en países emergentes y de ingreso bajo. Sin embargo, la falta de fuerza laboral cualificada y de infraestructura adecuada podría acentuar la desigualdad en estas regiones.

El FMI también subraya la brecha generacional en el manejo de la IA. Mientras la Generación Z podría adaptarse rápidamente y beneficiarse de los avances, la Generación X podría enfrentar dificultades para asimilar estos cambios. Para evitar una mayor desigualdad, el Fondo recomienda a los países establecer redes de seguridad social y programas de capacitación para trabajadores vulnerables, con el objetivo de hacer la transición hacia la IA más inclusiva.

Información extractada del artículo original publicado en Wired

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Scroll al inicio