La gran deslocalización que viene: “Trabajo desde casa para UK por 100.000€ y soy feliz”

  • por

“A mí me encanta el ‘kitesurf’, así que algunos días vengo a la playa con el portátil, trabajo desde el coche y en cuanto levanta el viento, me meto. Eso es impagable”. Así resume Adrià Cidre, ingeniero de ‘software’, una de las mayores ventajas de su actual empleo. Y asegura que no es la única. “Echas de menos no tener tanto contacto con la gente de la oficina, pero yo lo veo como otra ventaja, es tiempo que paso con la gente que quiero, con mi familia”, explica a este diario desde su casa en el Delta del Ebro, lugar al que se mudó hace cinco años y del que, de momento, no quiere salir. Desde el paraíso del ‘kitesurf’, Cidre trabaja para una tecnológica con sede en Londres que le paga un sueldo inasumible para la mayoría de firmas españolas. “Cobro entre 90.000 y 100.000 y soy feliz“, se ríe. “Antes no llegaba a los 50.000 en el mismo puesto para una empresa de aquí. Ahora dime si tiene sentido o no”.

Cidre es uno de muchos profesionales que llevan tiempo trabajando 100% en remoto desde España para empresas con sede fuera de nuestro país, sobre todo de EEUU y Reino Unido. Era algo habitual en el sector tecnológico y en ciertos puestos técnicos, pero ahora la pandemia del coronavirus ha expandido esta tendencia de forma brutal. Según el Joint Research Center de la Comisión Europea, un 40% de los trabajadores europeos ha pasado a teletrabajar a tiempo completo como consecuencia de la pandemia, frente a solo el 15% antes del covid. Llevar casi un año encerrados en casa tirando de Zoom se ha convertido en una pesadilla para unos, pero en una nueva y lucrativa oportunidad laboral para otros.

Sigue leyendo el original en El Confidencial


···········································································································································
Otros artículos de interés