La Generalitat adjudica el ‘hub’ financiero de la Borsa de Barcelona a los coworking de Aticco
FOTO: LA VANGIARDIA

En una decisión que marca un hito en el panorama financiero y tecnológico de Cataluña, la Generalitat ha otorgado a la empresa Cospace, propietaria de la cadena de coworkings Aticco, el proyecto para transformar el emblemático edificio de la Borsa de Barcelona en un vibrante hub de finanzas digitales. A pesar de que la idea original fue concebida por la asociación Tech Barcelona hace tres años, esta última quedó fuera del proyecto debido a las exigentes condiciones del concurso gubernamental.

Aticco tiene ahora la tarea de remodelar cinco de las nueve plantas del histórico edificio ubicado en Passeig de Gràcia, convirtiéndolas en oficinas especializadas que fomentarán y desarrollarán proyectos financieros tanto nacionales como internacionales. Este espacio no solo será un nido para startups emergentes y en crecimiento, sino también un centro de apoyo para inversores, neobancos, sistemas de pagos digitales, ciberseguridad y tecnologías legales.

Mientras tanto, Tech Barcelona, que originalmente había cerrado un acuerdo con Bolsas y Mercados Españoles para abrir un hub fintech en este espacio, decidió no participar en el concurso al no poder alinear las condiciones con su estrategia y sostenibilidad económica. Actualmente, se concentran en expandir su Urban Tech Campus, que incluye Pier 01, 03 y 07.

Por su parte, Cospace, con una sólida experiencia en el alquiler de oficinas a empresas digitales, ha gestionado con éxito múltiples espacios en Barcelona y Madrid. Este nuevo proyecto, aunque no es el de mayor envergadura para la firma, representa su apuesta más ambiciosa por su contenido y proyección internacional. Además, la empresa está abierta a colaborar con diversos agentes del ecosistema digital, incluida Tech Barcelona, para fomentar eventos y conferencias que enriquezcan el hub.

Con un contrato de seis años y una inversión prevista de más de un millón de euros para reformar el espacio, Aticco tiene la mira puesta en abrir las puertas de este nuevo hub financiero en solo seis meses. La adjudicación es vista como un paso estratégico por parte de la Generalitat para posicionar a Catalunya como un líder en el ecosistema digital financiero. A medida que se acercan los días para la inauguración, la comunidad tecnológica y financiera aguarda con expectación la transformación de este espacio histórico en un epicentro de innovación y colaboración.

Información extractada del artículo original publicado en La Vanguardia

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Scroll al inicio