Saltar al contenido

La estación de cables submarinos de Barcelona entrará en funcionamiento a finales de año

La empresa catalana AFR-IX, responsable del proyecto ubicado en Sant Adrià del Besòs, cierra los primeros contratos internacionales con un consorcio empresarial y con un operador de infraestructuras para conectar dos de los ocho cables de fibra óptica que tendrá la instalación. El tercer aterrizaje, en julio de 2024, será el del cable Medusa, que unirá África con Europa.

El operador de infraestructuras y telecomunicaciones AFR-IX Telecom ha cerrado los dos primeros contratos internacionales para poner en marcha a finales de este año la estación de aterrizaje de cables submarinos de telecomunicaciones Barcelona Cable Landing Station, que está construyendo junto al litoral de Sant Adrià del Besòs. Los acuerdos de uso del innovador nodo de cables de fibra óptica se han establecido a nivel internacional con un consorcio de varios operadores de telecomunicaciones y con un gestor de infraestructuras.

La compañía catalana también hará llegar a esta instalación, en julio de 2024, el cable Medusa: una nueva infraestructura de comunicación submarina que la propia AFR-IX construirá en el Mediterráneo para unir nueve países de África y Europa (desde Lisboa a Egipto).

En la estación Barcelona CLS, un proyecto en el que AFR-IX lleva trabajando desde hace más de cuatro años, se han invertido ocho millones de euros, dos más de los previstos inicialmente porque “hemos rediseñado este nodo de conexión para tener más capacidad de cables en un futuro”, explica Miguel Ángel Acero, ingeniero industrial, fundador y copropietario de la compañía. La estación de aterrizaje open port, de alcance internacional, reforzará el posicionamiento de Barcelona como hub tecnológico del sur de Europa.

La infraestructura de la primera estación internacional de aterrizaje de cables submarinos construida en Catalunya se ha proyectado como un punto de conexión neutro, en el que AFR-IX propietario de la instalación operará como gestor independiente que otorga la concesión de uso a operadores del sistema de telecomunicaciones en régimen de alquiler. Esta fórmula en la que “el operador de la estación es neutro, completamente ajeno a todo lo que ocurre, y que lo único que hace es construir y operar la infraestructura para que quienes la alquilen o contraten hagan su negocio, es un modelo mucho más atractivo e innovador dentro del ámbito de las telecomunicaciones y facilita la libre competencia entre las grandes operadoras”, recalca Acero….

(Clip 300 palabras)
Lee la noticia completa original en THE NEW BARCELONA POST


BARCELONADOT no se hace responsable de la información
que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna
frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente
exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.

 

 




Otros artículos de interés