La CIA tiene sus manos metidas a fondo en el BITCOIN

  • por

Las criptomonedas pueden ser el futuro de las finanzas pero hay muchos peligros al acecho que las podrían destruir, empezando por su uso criminal

Las criptomonedas son el futuro de las finanzas, dicen algunos. A no ser que los chinos las hagan inútiles con sus computadoras cuánticas — que serán capaces de descerrajar su encriptación en pocos años — o estén controladas por la CIA, una antigua teoría conspiranoica que acaba de ser revivida sin querer por el mismísimo director de la agencia, William Burns.

Como apunta la revista Vice, Burns declaró en el último foro para directores ejecutivos del Wall Street Journal que la CIA tiene ‘varios proyectos enfocados en las criptomonedas’. Y aunque luego explicó el porqué, esas palabras son suficientes para que los locos habituales se lancen al monte, claro.

La realidad es que la teoría conspiranoica de que la CIA está detrás de bitcoin o ethereum tiene el mismo sentido que las estupideces anti-vacunas y terraplanistas compartidas por chupapiedras comunistas, fascistoides y demás ganado de neurona deficiente aunque hay cero evidencia o lógica en lo que dicen.

La economía en manos de criminales

Según dicen estos conspiranoicos, Satoshi Nakamoto — el supuesto inventor de bitcoin — es un agente o una invención de la agencia de inteligencia norteamericana, que lo que habría hecho es crear un medio de pago diseñado para tener controlados los movimientos de criminales y estados enemigos.

Ahora — lógicamente sólo en el cerebro de estos individuos — la CIA confirma que las criptomonedas son una operación de espionaje. Porque tiene todo el sentido que la CIA anuncie públicamente una operación secreta para tener sometido a todo el personal, sea criminal o no.

La realidad es que la CIA, las fuerzas del orden y en general todo el planeta se están enfrentando a una de las crisis más graves que, ignorada por el público en general, se está agigantando cada día y atenazando la economía internacional: el ‘ramsonware’.

 

En términos muy básicos, el ransomware consiste en meterse dentro de sistemas informáticos de compañías y organizaciones públicas para secuestrar sus datos. Los criminales — generalmente basados en Rusia y China pero…

Lee la noticia original en: ElConfidencial

 

 

 




Otros artículos de interés