Saltar al contenido

Gobernanza de datos: ¿por qué se necesita legislación europea?

La nueva ley para promover la disponibilidad de datos ayudará a las empresas emergentes y a los negocios a usar los macrodatos y estimulará la innovación.

Los macrodatos juegan un papel fundamental en la transformación digital de la UE al poder usarse en diferentes campos, como en el de la agricultura o en el de la sanidad.

La Ley de Gobernanza de Datos, adoptada por el Parlamento el 6 de abril de 2022, busca incentivar el intercambio de datos en la UE, de modo que las empresas tengan más acceso a ellos y los puedan utilizar para desarrollar nuevos productos y servicios. El uso de los macrodatos es fundamental para exprimir el potencial de la inteligencia artificial.

“Los datos sólo tienen valor si se agregan, se refinan y se utilizan de forma correcta”, dijo la eurodiputada alemana Angelika Niebler, del Partido Popular Europeo, encargada de la legislación en el Parlamento. “Algunas empresas ni siquiera saben lo que se puede hacer con los datos de, por ejemplo, sus máquinas industriales. A través de un mayor intercambio de datos pueden surgir nuevos modelos de negocio, se puede lograr una mayor eficiencia o se pueden mejorar los productos”, añadió.

Con la nueva legislación sobre intercambio de datos, las empresas podrán acceder a los datos a un coste más bajo y con menos barreras de entrada al mercado. Además, garantizará un consumo energético más inteligente, lo que puede contribuir a reducir las emisiones e incluso podría permitir la personalización de los medicamentos. “Las posibilidades son prácticamente ilimitadas”, afirmó Niebler.

Consulte la infografía con más información sobre la definición, los beneficios y los retos de los macrodatos.

¿Cómo ayudará la nueva legislación sobre intercambio de datos a generar confianza?

El objetivo de las nuevas reglas es generar confianza en el intercambio de datos al hacerlo más seguro, fácil y en línea con la legislación sobre protección de datos. Esto se logrará a través de diferentes técnicas, como la anonimización de datos, la puesta en común de datos y acuerdos jurídicamente vinculantes firmados por los reutilizadores de datos.

Las normas permitirán un mejor uso de los datos recopilados en algunas áreas del sector público. Además, fomentarán la creación de espacios europeos de datos para la puesta en común de datos de en sectores clave, como la salud, el medioambiente, la energía, la movilidad, la producción industrial, los servicios financieros, la administración pública o áreas temáticas como el Pacto Verde Europeo.

La nuevas reglas sobre mercados de datos, que suelen ser plataformas en línea donde los usuarios pueden comprar o vender datos, ayudarán a aumentar la confianza en los intermediarios de datos.

Además, las empresas, personas y organizaciones públicas lo tendrán más fácil para ceder datos con fines altruistas.

Las normas pretenden crearán una alternativa a las plataformas de macrodatos que han acumulado una gran cantidad de datos.

“La neutralidad de los proveedores de intermediación de datos es clave”, dijo la eurodiputada. “Sabemos por las encuestas realizadas entre las prymes que muchas empresas son reacias a compartir datos porque temen que acaben en las manos equivocadas. Del mismo modo, como ciudadano, si comparto datos sanitarios sensibles quiero estar seguro de que los maneja una organización de confianza que tiene que seguir ciertas normas. Con la Ley de Gobernanza de Datos, especialmente con el sistema de certificación (…), podemos establecer mercados de datos en los que las empresas y los ciudadanos puedan confiar”, explicó.

Próximos pasos

Los países de la UE tienen que aprobar en el Consejo la Ley de Gobernanza antes de que pueda entrar en vigor.

Para fomentar aún más el intercambio de datos, la Comisión propuso el 23 de febrero de 2022 una Ley de Datos en la que está trabajando el Parlamento.

Esta noticia se publicó originalmente en: PARLAMENTO EUROPEO