Saltar al contenido

EUROPA / Legislación sobre el “derecho a reparar”

Descubra las medidas concretas y la legislación en las que trabajan los eurodiputados para garantizar el “derecho a reparar”,

Los eurodiputados están listos para debati el 7 de abril sus expectativas respecto al “derecho a reparar” de los consumidores, ante la iniciativa que planea presentar la Comisión en el tercer trimestre de 2022. Con el “derecho a reparar”, la Unión Europea da otro paso hacia su objetivo de alcanzar un modelo de economía circular para 2050 en el marco del Pacto Verde Europeo, que busca que Europa sea climáticamente neutra en el mismo año.

Cuatro razones para contar con un “derecho a reparar”

  • El 77% de los consumidores, según una encuesta del Eurobarómetro, preferirían reparar sus dispositivos antes que sustituirlos por unos nuevos. Sin embargo, tienen que comprar otros o tirarlos, debido a los costes de reparación y a la falta de los servicios prestados.
  • La obsolescencia dificulta el consumo sostenible: algunos productos se diseñan para fallar después de cierto tiempo o cantidad de uso. En algunos casos, los componentes de los dispositivos están fijados de tal manera que no se pueden sustituir.
  • La electrónica es la fuente de residuos que más crece en la UE. En 2017 se recogieron más de 3,5 millones de toneladas y solo se recicló el 40%.

Descubra la infografía con datos y cifras sobre residuos electrónicos.

  • El fomento de las reparaciones de los productos electrónicos beneficiaría al medioambiente al reducir el uso de recursos, las emisiones de gases de efecto invernadero y el consumo de energía.

¿Qué debería incluirse en la legislación sobre el “derecho a reparar”?

El Parlamento Europeo lleva más de diez años a favor del “derecho a reparar” de los consumidores y ha hecho una serie de propuestas concretas a la Comisión Europea para que las reparaciones sean sistemáticas, rentables y atractivas.

Entre las medidas que los eurodiputados van a demandan en la próxima propuesta legislativa destacan los incentivos para que los consumidores opten por reparar en vez de sustituir los productos o recibir un aparato de sustitución mientras dure la reparación.

Los eurodiputados quieren que se obligue a los fabricantes a que concendan información transparente sobre la reparación y el mantenimiento y garanticen las actualizaciones informáticas durante un periodo mínimo.

La resolución del Parlamento subraya que los dispositivos tienen que ser más duraderos, fáciles de reparar e incluir piezas que se puedan quitar y remplazar. Además, plantea normas armonizadas sobre información al consumidor respecto a la reparación de los productos, así como la ampliación de las garantías.

Más información sobre lo que hace Europa para lograr una economía circular:

Propuestas para fomentar el consumo sostenible

Nuevas normas de la UE para unas pilas más sostenibles y éticas

Cómo reducir los residuos de plástico: la estrategia de la UE

Beneficios de la economía circular

Esta noticia se publicó originalmente en: EUROPARL