Saltar al contenido

Estas son las trampas de los ciberdelincuentes para estafarte durante la campaña de la renta

El pasado 6 de abril comenzó la campaña de la renta, que se extenderá hasta el 30 de junio. Durante estos meses, los ciberdelincuentes hacen el agosto y aprovechan el momento para lanzar numerosos fraudes a los contribuyentes que se disponen a hacer su declaración, estafando, robando sus datos y, en ocasiones, su dinero.

Te presentamos a Ana, José, Encarna y David, víctimas de los ciberestafadores. Ellos son personajes ficticios, pero sus historias podrían ser reales. Tomar nota de su experiencia te ayudará a estar alerta.

Ana, víctima de malware

Un día, mientras Ana está trabajando, recibe un correo electrónico cuyo asunto es “Acción fiscal requerida”.

Ella, preocupada, accede al correo electrónico, que dice así:

“Estimada señora Rodríguez, le enviamos su comprobante fiscal de la declaración de la renta realizada”.

Ana abre el archivo y automáticamente un malware se descarga en su ordenador, accediendo no solo a toda su información personal y bancaria (contraseñas, número de tarjeta bancaria…), sino también a la de su empresa, poniendo en peligro datos altamente confidenciales.

Además, le han bloqueado ficheros que son vitales para el desarrollo de su negocio y le piden un rescate por ellos.

José, víctima de phishing

José ha recibido una notificación mediante correo electrónico que dice:

“Sr. Pérez, le comunicamos que para la realización de la declaración de la renta del ejercicio 2021 se requiere la actualización de sus datos mediante el acceso a la sede electrónica. Le facilitamos el enlace para que pueda actualizar sus datos”.

José pincha en el enlace e introduce su clave y sus datos en lo que él cree que es la página de la Agencia Tributaria. Ha introducido su cuenta bancaria para “la devolución de impuestos”.

En este caso, los ciberdelincuentes han recreado la página web de la Agencia Tributaria de tal modo que se han quedado con los datos personales y bancarios de José.

Encarna, víctima de vishing