Saltar al contenido

Esta es la vida en el metaverso / THE NEW YORK TIMES

Mis dos hijas pequeñas lloran mientras le digo a mi marido que ahora se quedará solo porque me voy al metaverso. Encerrada en el despacho de mi casa un viernes a las siete de la noche, me pongo el dispositivo de realidad virtual de Meta, de 399 dólares: el Quest 2, un voluminoso visor blanco con todo tipo de cámaras, micrófonos, altavoces, pantallas oculares y sensores.

Cuando lo enciendo, los gritos de “quiero que mamá me prepare para ir a dormir” se desvanecen, sustituidos por el sonido de una suave brisa y el piar de los pájaros. Me transporta a una villa en la ladera de la montaña. Giro la cabeza para contemplar un río lejano y un cielo dorado salpicado de globos aerostáticos. Este impresionante lugar (que puedo cambiar, como fondo de escritorio) es un vestíbulo glorificado, donde elijo una aplicación para cargar.

Podría meditar, hacer cardioboxing o matar zombis, pero estoy aquí por Horizon Worlds, la red social de Meta basada en la RV, donde al menos 300.000 personas pasan el rato como versiones de dibujos animados de sí mismas, construyendo mundos con mansiones virtuales, clubes nocturnos, jardines y teatros.

Elijo un mundo con un club de comedia de cuatro pisos bajo un cielo estrellado. Cuando entro, un hombre con capucha gris se acerca a mí. “Hola”, le digo. Me mira fijamente como respuesta, así que me alejo flotando.

Un avatar con gorra de béisbol sube al escenario y toma el micrófono. “¿Quieres que te cuente una anécdota de mi escuela?”, pregunta con voz jovial que insinúa un relato de preocupaciones del sexto grado. “No quiero escuchar eso”, dice alguien cuya voz parece salir de mi izquierda, aunque estoy sola en mi oficina.

Horizon es “el universo de Meta en el metaverso, comentó Vishal Shah, el ejecutivo a cargo de “la versión espacial copresente de internet”, en la que la compañía antes conocida como Facebook ha apostado su futuro. Meta tiene un historial impresionante, y cambia de manera fundamental la forma en que sus casi 3000 millones de usuarios socializan, comparten información y pierden el tiempo.

Se estima que Meta ha vendido casi quince millones de auriculares habilitados para el metaverso y, sin embargo, las personas siguen escépticas respecto al internet inmersivo. Desde que Mark Zuckerberg, el director ejecutivo, anunció el año pasado que planeaba invertir miles de millones de dólares para llevar el metaverso a las masas, se desplomó el precio de las acciones de la compañía.

No faltan los escépticos que se burlan de los planes de Meta, pero ¿cuántos de ellos han experimentado el metaverso? Decidí probarlo definiendo el metaverso, para mis propósitos, como Horizon, la plataforma virtual de Meta para eventos, reuniones de negocios y espacios construidos por usuarios.

Mi objetivo era visitar el metaverso cada hora del día y de la noche, al menos una vez durante cada una de las 24 horas, para conocer los flujos y reflujos de Horizon y conocer a los primeros usuarios del metaverso. Dejé la televisión, los libros y renuncié a muchas horas de sueño los últimos meses para pasar decenas de horas como una versión animada, flotante y sin piernas de mí misma.

Quería entender quién estaba allí actualmente y por qué, y si el resto de nosotros alguna vez querría unirse a ellos….

(Recorte de prensa / Clipping)
Continúa leyendo la noticia completa original de este recorte en INFOBAE


BARCELONADOT no se hace responsable de la información
que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna
frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente
exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.

 

 




Otros artículos de interés