Saltar al contenido

Entra en vigor la Ley de Mercados Digitales de la UE

El cumplimiento de la DMA, que será obligatorio para 2023, pretende regular la competencia en el mercado digital europeo

El reglamento europeo Digital Markets Act (DMA) se publicó el pasado miércoles en el Diario Oficial de la UE y los estados tendrán seis meses para aplicar esta nueva normativa que será obligatoria a partir de 2023. El objetivo de la norma es garantizar la competencia leal de las grandes plataformas digitales.

El pasado mes de marzo, el Consejo y el Parlamento alcanzaron un acuerdo provisional sobre esta ley que hoy es ya una realidad y pretende hacer “que el sector digital sea más equitativo y competitivo”, tal como dice el Consejo. La DMA, como se ha bautizado por sus siglas, aspira a establecer una serie de normas para que las grandes plataformas en línea no actúen como una barrera infranqueable que impida a los usuarios acceder a otras empresas. Para ello, recoge obligaciones de comportamiento y sanciones así como la prohibición de determinadas conductas.

¿Qué se considera un “guardián de acceso”?

Estas plataformas designadas como “guardianes de acceso” quedan definidas por la ley. El Parlamento Europeo y el Congreso, determinaron que son aquellas cuyo volumen de negocio anual alcance al menos los 7.500 millones de euros durante los tres últimos años, o bien, que su valor de mercado sea de 75.000 millones de euros y tenga 45 millones de usuarios cada mes, de los cuales 10.000 estén en la UE. Pero además deben estar presentes en al menos tres estados miembro. En todo caso, las pymes, quedarán exentas de esta calificación, salvo excepciones.

El reglamento no permitirá que estas grandes plataformas se excedan en la promoción de sus propios productos, que limiten las posibilidades de pago a sus formas particulares o que impongan condiciones injustas a los usuarios profesionales. Tampoco que preinstalen determinadas aplicaciones o que usen prácticas de venta agrupada.

Respecto a las prohibiciones establecidas la DMA impide a los “guardianes de acceso” tener contacto con autoridades, vincular los diferentes servicios básicos de plataforma u obligar a los usuarios de carácter empresarial a usar servicios accesorios. Asimismo prohíbe usar datos de determinados usuarios para luego competir contra ellos o restringir las descargas de aplicaciones por otros canales ajenos a la plataforma.

Sanciones millonarias

Las multas por vulnerar la ley podrán alcanzar hasta un 10% del volumen de negocio mundial de la empresa infractora y un 20% si se trata de plataformas reincidentes. Además, será la Comisión Europea la encargada de velar por el cumplimiento de esta nueva normativa.

En todo caso, la ley de Mercados Digitales no será la única aliada para regular la competencia en la UE, que trabaja en tres normativas más: el reglamento DSA (Digital Services Act) cuya entrada en vigor se prevé para finales de este año, el Data Act, un nuevo proyecto normativo europeo sobre datos y el reglamento de Inteligencia Artificial.

Aunque el DSA aún no ha sido publicado en el Boletín Oficial de la UE, se prevé que lo haga en las próximas semanas. En este caso, las figuras supervisoras para el cumplimiento de las medidas, estarán establecidas a nivel nacional aunque el DMA también otorga algunas capacidades a los estados miembro.

(Transcripción completa del original)
La publicación original de este artículo aparece en DIRIGENTES DIGITAL


BARCELONADOT no se hace responsable de la información
que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna
frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente
exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.

 

 




Otros artículos de interés