Saltar al contenido

En la Economía 3.0, los metaversos crearán puestos de trabajo para millones de personas

Las oportunidades de trabajo en el metaverso probablemente superarán nuestras expectativas, y muchos mantendrán el mismo trabajo incluso después de la transición al espacio virtual

La creación de empleo ha sido tradicionalmente diseñada por los políticos, desesperados por conseguir que el país vuelva a trabajar y que se considere como un estimulante de la economía. Desde los programas de creación de empleo de la Gran Depresión hasta la American Jobs Act del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, los planes de empleo tienen una larga y accidentada historia. Hoy en día, el fomento del empleo significativo para las masas sigue siendo tan popular como siempre entre los responsables políticos y, sin embargo, es poco probable que el próximo gran plan de creación de empleo se emita como una orden descendente.

Por el contrario, este emanará de un ámbito que la mayoría de los políticos no dominan y que tienen pocos poderes para controlar: el Metaverso. Ese mundo virtual paralelo al físico no está limitado por las fronteras nacionales, ni es el feudo de las empresas de redes sociales que se apropian cínicamente de su nombre.

El metaverso comprende una serie interconectada de mundos virtuales en los que la humanidad puede recrearse, interactuar y realizar transacciones. Como avatares, sus usuarios son libres de conmutar entre juegos, espacios de encuentro y mercados, recreando muchas de las tareas que antes se limitaban al espacio físico.

Sin embargo, la mayor promesa del metaverso no es la posibilidad de que los humanos se pongan pieles escabrosas y bailen como uno solo en salas de conciertos virtuales. Más bien, es que estas mismas personas obtengan un empleo significativo en mundos, reinos y espacios a través del Metaverso que formarán el corazón palpitante de la Web3.

Haciendo dinero en el metaverso

Dada la naturaleza amorfa del Metaverso, puede resultar difícil imaginar cómo sería un mundo virtual en el que millones de personas entraran y salieran para ganarse el pan. Sin embargo, ya se está trabajando en metaversos incipientes en todo el mundo (virtual).

En el sector de play-to-earn —o “GameFi”— las mascotas virtuales se desplazan libremente, y sus dueños humanos las acarician, visten y entrenan. Pero no se trata solo de recreación: Con sus respectivos metaversos, los jugadores pueden recoger tokens y otros activos del juego que aparecen y cambiarlos por dinero real.

Los trabajadores de países en vías de desarrollo, como Filipinas, ganan unos 30 dólares al día por realizar estas tareas en nombre de los propietarios, utilizando las criaturas para recolectar tokens. Los propietarios, a su vez, ganan dinero por prestar sus mascotas virtuales, sin tener que preocuparse por la pesada tarea de recolectar tokens todo el día.

Es una economía sencilla en la que todos los participantes se benefician en función de sus intereses y expectativas financieras. ¿Cómo podría funcionar este modelo de ganancias para los participantes del Metaverso que están más arriba en la cadena?…

(Clip 500 palabras)
Lee la noticia completa original en COIN TELEGRAPH


BARCELONADOT no se hace responsable de la información
que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna
frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente
exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.