Elon Musk está ultimando el robot Terminator

Elon Musk ya está contratando ingenieros para construir el Tesla Bot y quiere convertirlo en el super-robot humanoide más poderoso jamás creado

Después de darnos la murga durante años con que la inteligencia artificial y los Terminators iban a destruirnos a todos, el trilero interplanetario Elon Musk ha decidido fabricar el robot más poderoso y avanzado de la historia. Después de hacer el anuncio de su sueño de ovejas eléctricas, Tesla acaba de publicar un cerro de anuncios de trabajo para ingenieros que hagan realidad el Tesla Bot.

Si queréis mandar el curriculum, aquí tenéis cuatro de las ofertas de trabajos que acaban de hacer públicos:

Como apunta el blog Electrek, los puestos dan pistas muy concretas de por dónde van a ir los tiros. Uno de los datos es que Tesla imagina que estos robots van a “ayudar a compañeros en la fábrica”. Imaginamos que una de las primeras aplicaciones será en las propias fábricas de la compañía automovilístca, que ya están entre las más automatizadas del planeta.

Pero lo más interestante está en la oferta de trabajo para los ingenieros mecánicos que diseñarán los 40 actuadores del Tesla Bot. El anuncio dice que “este puesto es crítico para el desarrollo de los sistemas de actuadores electromecánicos rotatorios y lineales de alto rendimiento para robot humanodides bípedos (Tesla Bot). Los actuadores de Tesla necesitan ofrecer alto rendimiento, eficiencia y densidad de fuerza de torsión”. Según Tesla, estos ingenieros se unirán al equipo que va a “desarrollar los sistemas de actuadores con más fuerza de torsión del mundo”.

Suficiente fuerza como para levantar un coche. O romper cuellos como si fueran cáscaras de huevo. Lo que Tesla busca es crear un robot superhumano que tenga superfuerza, además de superfuerza y pensamiento autónomo, por mucho que nos quiera vender la moto de que será sólo para hacer tareas repetitivas y peligrosas (repetitivo y peligroso es ser soldado, por ejemplo).

El dinero de la IA no da miedo

Lo irónico de todo esto es que Elon Musk parece haberse olvidado sobre los peligros de la inteligencia artificial y los robots con capacidades sobrehumanas. Los mismos miedos que le hiciero crear Neuralink, cuya misión es unir cerebros humanos y máquinas pero que hasta ahora no ha ofrecido ningún avance que no se haya conseguido antes (de hecho, los científicos que trabajan en este campo durante años no dudan en calificarlo de timo. “Puro teatro”, dicen)…

Sigue leyendo la noticia original en: El Confidencial