Saltar al contenido

“El Smart City Expo nos convierte en la capital mundial de ciudades inteligentes” / UgoValentí

  • por

El director del congreso, Ugo Valenti, analiza cómo Barcelona se ha posicionado a nivel internacional como referente en innovación urbana

Hace 11 años, Fira de Barcelona apostó por crear un salón sobre ciudades inteligentes, en un momento en que ese término sonaba un poco futurista y solo preocupaba a las grandes corporaciones. Con el apoyo de los ayuntamientos de Barcelona, L’Hospitalet de Llobregat y Sant Cugat del Vallès, el congreso se ha acabado convirtiendo en la referencia sobre innovación urbana a nivel internacional, después de que otros eventos similares en ciudades como Ámsterdam, Nueva York o Singapur no acabasen de cuajar. El Smart City Expo World Congress no solo lidera, sino que también se exporta por todo el mundo, yéndose hasta Estados Unidos, Brasil, Argentina, Qatar o China.

Después de la pandemia, cuando pareció que las ciudades entraban en crisis y todo el mundo quería huir a zonas rurales, el salón reivindicará el poder de las urbes, pero también abordará cómo hacerlas más amigables y cómo solucionar realidades que las ahogan, como la gentrificación y la masificación turística. Desde este martes hasta el jueves en Fira Gran Via, el Smart City Expo prevé contar con la participación de 800 expositores y recibir a más de 20.000 asistentes. Entre los más de 400 expertos internacionales que vendrán, estará la profesora de Matemáticas de las Ciudades en la University College London Hannah Fry o la profesora de Diseño Arquitectónico en la Universidad de Princeton Liz Diller. Destacada será la conferencia de Vitaly Klitschko, el alcalde de Kyiv (Ucrania), quien visitará el congreso para explicar cómo su ciudad se ha tenido que preparar tecnológicamente para sobrevivir durante la guerra con Rusia.

— ¿A qué nos referimos cuando hablamos de smart cities?

— Una ciudad inteligente es aquella que hace que sus habitantes tengan una vida mejor y más sostenible, y que gestione eficientemente sus recursos. En el mundo, no solo en Europa, cada vez hay más gente que vive en las ciudades y no en el mundo rural, lo que genera un estrés sobre los diferentes recursos disponibles: se necesitan carreteras y edificios, hay que llevar el agua, la luz, el gas… Todo esto no es fácil si no planificas y si no gestionas de manera muy eficiente lo que ya tienes. Un ejemplo básico, las tuberías: puedes perder perfectamente el 30% del agua que se mueve; en cambio, con soluciones inteligentes, puedes detectar dónde están las fugas, actuar rápido y dejar de perder el 30% del agua.

(Transcripción completa del original)
La publicación original de este artículo aparece en THE NEW BARCELONA POST


BARCELONADOT no se hace responsable de la información
que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna
frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente
exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.

 

 




Otros artículos de interés