Saltar al contenido

El plan de Zuckerberg para acabar con el acoso sexual y los tocamientos en su metaverso

  • por

Meta Quest ha anunciado la llegada de la distancia social a sus aplicaciones de Realidad Virtual

Meta Quest, empresa de Realidad Virtual conocida hasta hace escasos días como Oculusha anunciado la llegada de la distancia social entre avatares en el metaverso; ese nuevo mundo virtual del que, hasta la fecha, solo están construidos los andamios. Con este movimiento, la compañía propiedad de Mark Zuckerberg quiere evitar que se reproduzcan casos de acoso en línea en sus aplicaciones para el visor VR Quest.

«Un límite personal evita que alguien invada el espacio personal de tu avatar. Si alguien intenta ingresar a su límite personal, el sistema detendrá su avance cuando alcance el límite», indican desde Meta Quest. De acuerdo con la empresa, ese límite será de 4 pies (1,20 metros, aproximadamente) y, desde el pasado viernes, ya está presente en las aplicaciones Horizon Worlds Horizon Venues.

La primera es la plataforma diseñada por Meta para que los usuarios socialicen y conozcan a otras personas, mientras que la segunda está destinada al desarrollo de conciertos o actos en VR. Por el momento, no están disponibles para los usuarios que utilicen las gafas de la empresa en España.

El movimiento de la compañía llega después de que varios usuarios de sus herramientas se hayan quejado de haber experimentado situaciones de acoso. El pasado diciembre, una usuaria realizó un comunicado en el que afirmaba que había sido «manoseada» por otros internautas mientras utilizaba la aplicación Horizon Worlds. «Aunque mi cuerpo físico estaba muy alejado del evento, mi cerebro es engañado para que piense que es real, porque… ya sabes… Realidad Virtual», lamentaba haciendo referencia a la experiencia.

Este no es el único caso de acoso que se ha dado en el metaverso de Zuckerberg. Hace unos días, otra usuaria se quejaba a través de Medium de que había tenido una experiencia similar, sin embargo, en este caso, en Horizon Venues. Es este caso, afirmaba que, un minuto después de entrar en la aplicación, fue acosada sexual y verbalmente por un grupo de tres o cuatro avatares. «Virtualmente violaron en grupo a mi avatar y tomaron fotos, mientras trataba de escapar, gritaron: “No hagas como que no te encantó”».

«La Realidad Virtual se ha diseñado esencialmente para que la mente y el cuerpo no puedan diferenciar las experiencias virtuales/digitales de las reales. De alguna manera, mi respuesta fisiológica y psicológica fue como si sucediera en la realidad», afirmaba la usuaria.

Lee la noticia original en: ABC