Saltar al contenido

El metaverso y los deportes comienzan a abrazarse / El primer Metaestadio

Todavía no es el fenómeno mundial que se prevé, pero el metaverso ya atrae a marcas y equipos deportivos de todo el globo.

Ese mundo virtual en el que los seres humanos conviviremos, interactuaremos y podremos relacionarnos de múltiples maneras, incluso económicas, ya atrae la inversión de muchas marcas y equipos deportivos.

El metaverso – un universo digital caracterizado por la interactividad, la persistencia y la corporeidad- plantea un nuevo paradigma de entretenimiento, consumo y relaciones digitales, en el que los usuarios accederán con avatares (una representación virtual de cada persona), tendrán un sinfín de posibilidades para explorar y podrán también adquirir desde ropa y accesorios hasta una casa u otras propiedades, o incluso trabajar y tener ocupaciones.

Y claro, experiencias únicas, variadas y brandeadas

Si bien el concepto no nació hace poco, sí se popularizó en todo el mundo recientemente, en parte, gracias a la apuesta de Mark Zuckerberg; el fundador de Facebook es uno de los más entusiastas en el tema, con una inversión considerable para su desarrollo. Cambió el nombre de su empresa a Meta y prepara el lanzamiento de su propia versión.

El mundo de los deportes rápidamente activó los planes y preparativos para que, cuando el metaverso -o los metaversos, porque varias empresas, marcas y organizaciones abrirán los propios- esté instaurado, los usuarios accedan a sus experiencias y ofertas.

El primer metaestadio

Una alianza entre Manchester City y Sony -con la tecnología Hawk-Eye por delante- hará posible la construcción del primer estadio por parte de un club profesional en el metaverso, y cambiará para siempre el modelo de negocio actual.

La versión virtual del Etihad Stadium será una réplica exacta del situado en Manchester. La idea es recrearlo a la perfección, para que los hinchas lo visiten y puedan asistir a los partidos de los Citizens, sin salir de sus habitaciones..

Hasta aquí nuestras 300 palabras de avance.
Sigue leyendo la noticia original en:
LIFE AND STYLE