El “mayor evento” de criptomonedas en España acaba en trifulca

El pasado sábado, mientras media España resistía el calor como podía y la otra intentaba iniciar sus vacaciones, en Madrid, en concreto en el MadBeach Club (en la Casa de Campo), se celebraba un evento que muchos fans de las criptomonedas tenían marcado en el calendario desde hace meses, o al menos los que siguen a ‘influencers’ y ‘youtubers’ del sector en España: La Gran Inversión. Una especie de festival de las criptomonedas con noria, sillones blancos, cachimbas y un escenario gigantesco en el que la empresa MundoCrypto (una academia canaria especializada en este mercado) iba a mostrar el que sería el siguiente proyecto estrella del mercado que podría hacer ganar mucho dinero a quien lo siguiera. Pero lo que se prometía como una fiesta llena de vips y fans de su comunidad con información privilegiada ha acabado con muchos clientes cabreados y distintas acusaciones contra los organizadores.

Lo de los vips no faltó. El evento, que duró hasta seis horas, estaba presentado por Santi Millán y se llenó de caras conocidas del mundo de internet, desde ‘youtubers’ españoles de primer nivel, muchos de ellos residentes en Andorra y a los que la organización les había colocado su propio ‘stand’ con el símbolo del coprincipado, hasta inversores o polémicos empresarios de sectores como el ‘dropshipping’ o el ‘trading’. Incluso apareció el cantante Omar Montes y no faltaron los coches deportivos ni el ambiente lujoso, según se puede ver en diferentes publicaciones en redes sociales. La empresa llevaba tiempo hablando de que sería el mayor evento de este tipo realizado en nuestro país y que contaría con unos 1.000 asistentes ‘in situ’ y otros 13.000 a través de internet que habían pagado cerca de 100 euros por persona, pero pronto empezaron a aparecer otros problemas, no se cumplió con lo prometido y las quejas se multiplicaron.

Nada más empezar el evento, la polémica ya llegó a las redes después de que se filtrase el enlace para verlo de forma gratuita, y no fue lo único. El evento, que se había lanzado por todo lo alto y que se prometía como un ‘show’ “histórico” que cambiaría el sector de las criptomonedas en España, “lleno de conocimiento”, no convenció a muchos de los que habían pagado. Basta dar una vuelta por redes sociales como Twitter o Instagram para encontrar decenas de mensajes hablando de decepción, humo, exceso de ‘marketing’ o falta de “valor”, y las críticas también llegaron a sus canales de Telegram, donde muchos usuarios aseguran que se han censurado comentarios y se ha cerrado a las críticas.

Quedaba, además, la traca final. Una subida y una caída del precio de la inversión recomendada, La Gran Inversión, que fue el proyecto Constellation (DAG), por lo que muchos les acusan de haber generado un ‘pump & dump’ a propósito para lucrarse…

sigue leyendo el original en El Confidencial