El mapa de la innovación en España: escasa y mal repartida

  • por

Las regiones menos innovadoras son también las más rezagadas en competitividad económica. País Vasco y Madrid lideran el ranking. Extremadura, a la cola. La brecha regional se enquista

Innovación y prosperidad económica van de la mano, y España da fe de ello en su mapa autonómico. Nuestro país anda rezagado en esfuerzo innovador y, además, está territorialmente mal repartido. La brecha entre territorios persiste desde hace décadas. Y esa realidad acaba trasladándose a indicadores especialmente tangibles como el PIB, la renta per cápita o la atracción de inversiones.

En el concierto europeo, España sigue lejos de la cabeza en innovación. Y, en perspectiva nacional, la distancia es enorme entre unas y otras regiones. Llueve sobre mojado. Sectorialmente, según el INE, la industria es la que más invierte en innovación. El 47% del gasto en innovación se concentra en el sector industrial, pese a que este tejido empresarial representa el 26% del PIB español. Por eso, las economías regionales en las que más pesa la industria destacan, también, en el grupo de las autonomías más innovadoras.

El Consejo General de Economistas lo ha puesto en evidencia en su «Informe de la competitividad regional en España 2020». En él se evalúa la economía de cada comunidad autónoma a través del denominado Índice de Competitividad Regional (ICREG), que este organismo calcula a partir de siete ejes: entorno económico, mercado de trabajo, capital humano, entorno institucional y social, infraestructuras básicas, tejido y eficiencia empresarial, e innovación tecnológica.

El estudio deja claro que todas esas variables están interrelacionadas. Innovación, dinamismo y fortaleza económica van de la mano. Por ejemplo, este informe del Consejo General de Economistas constata que el País Vasco y Madrid son las comunidades más innovadoras.

 

sigue leyendo el artículo original en ABC