Saltar al contenido

El Gobierno lanza la Estrategia Nacional de Servicios en la Nube de las Administraciones Públicas

  • por
  • La Estrategia tiene como objetivo disponer de infraestructuras tecnológicas más seguras, eficientes y fiables para la prestación de servicios público digitales y, a la vez, salvaguardar la autonomía estratégica del país, la seguridad y el control sobre los datos.
  • Esta medida complementa el Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas, con una inversión prevista de 3.165 millones de euros para los próximos tres años, para apostar por una administración inteligente que se acerque al ciudadano en cada trámite
  • El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha remarcado durante el anuncio la vocación inclusiva de esta Estrategia, orientada a reforzar la cohesión territorial, proteger los derechos digitales e impulsar el humanismo tecnológico.
El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, a través de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, pone en marcha la Estrategia de Servicios en la nube de la Administración Pública. El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo ha anunciado este jueves en el marco del encuentro empresarial “La innovación en la nube como oportunidad para España”, organizado por Amazon Web Services.
Esta Estrategia tiene como objetivo priorizar el aprovisionamiento de servicios basado en tecnologías en la nube por las Administraciones Públicas, empleando en primer término los recursos propios y complementándolos con soluciones del sector privado. Se trata de una iniciativa que establece sinergias para redundar en una mejor prestación de los servicios, una mayor soberanía tecnológica.
“Quiero destacar un concepto clave: la soberanía del dato. Hablar de ella es hacerlo de autonomía tecnológica, de protección de datos y de ciberseguridad, ámbitos en los que la citada Estrategia va a profundizar”. Según ha anticipado el Presidente del Gobierno, la Estrategia se desplegará a partir de tres vectores.
• La adopción de una infraestructura de “nube híbrida”, compuesta por una nube propia de la Administración General del Estado, combinada con las de otras Administraciones Públicas y con proveedores externos.
• La consolidación de los Centros de Proceso de Datos de la Administración General del Estado en un número menor de centros con mejores prestaciones, reduciendo costes operativos (económicos y medioambientales) y maximizando la agilidad de las operaciones TIC y potenciando la participación en iniciativas en el marco de la Unión Europea.
• Catálogo de servicios creciente, con la incorporación de aplicaciones que den respuesta a las necesidades comunes de las Administraciones Públicas con soluciones del tipo software como servicio (SaaS).
Además, en línea con la Estrategia Europea del Dato, se pondrán en marcha grandes “data lakes”, espacios comunes de datos seguros, que ayudarán al impulso de la innovación empresarial en los principales sectores productivos estratégicos, como el de la salud, el turístico, el industrial o el comercial.
Pedro Sánchez ha destacado durante su anuncio la “necesidad de acompasar, desde lo público, los esfuerzos del sector privado en el marco de la digitalización” dada la magnitud que ha alcanzado la gestión de datos en nuestro país. Y ha remarcado la vocación inclusiva, cohesionadora a nivel territorial y de defensa de los derechos digitales y el humanismo tecnológico que abandera España.
“Al observar la nube, con todo su potencial, comprendemos que es mucho más que un concepto instalado en una dimensión virtual. Tiene un anclaje tangible y material. Es valioso porque tiene un impacto transversal y multisectorial”, ha dicho el Presidente del Gobierno.
El anuncio de la puesta en marcha de esta Estrategia de Servicios en la nube de la Administración Pública atiende a la necesidad de cambiar el paradigma en la presentación de servicios públicos de forma que se contemple una mayor flexibilidad, agilidad y adaptabilidad, como demanda la sociedad. También la necesidad de acometer innovaciones impulsadas por el valor de los datos, la Inteligencia Artificial, el Internet de las cosas (Internet of Things) o las nuevas redes de comunicaciones 5G/6G, tal como se destaca en la declaración “Towards a new generation Cloud for Europe”, que los 27 Estados miembros de la UE firmaron el 15 de octubre de 2020.
Avanzando hacia una administración pública digital
El uso de los servicios en la nube permite a las Administraciones Públicas prestar servicios digitales y disponer de infraestructuras tecnológicas seguras, eficientes y fiables a la vez que exige una atención particular a la salvaguarda de las garantías necesarias para la autonomía estratégica del país, la seguridad y el control sobre los datos.
De hecho, la aplicación de este modelo en la nube proyectado a los servicios de Administración digital ha contribuido a un posicionamiento destacado de España en el conjunto europeo, dado que permiten contar con herramientas para prestar servicios homogéneos y de igual calidad, con independencia del tamaño de la organización, sus recursos o su localización geográfica.
El Plan de Digitalización de la Administraciones Públicas, clave para lograr una administración inteligente que se acerque al ciudadano en cada trámite, es uno de los ejes principales de la hoja de ruta de transformación digital seguida por el gobierno de España: la Agenda España Digital 2026.
Impulsada por los fondos europeos Next Generation, la inversión en este área se ha multiplicado por veinte desde 2019, con una dotación de 3.165 millones de euros para los próximos tres años, de los cuales al menos 970 millones irán destinados a las comunidades autónomas y corporaciones locales.
Esta apuesta de país ya está teniendo resultados positivos: en el último informe DESI 2022 (Índice de Desarrollo Social y Económico, publicado por la Comisión Europea), España ocupa el séptimo lugar en digitalización y el quinto lugar en materia de servicios públicos digitales, por delante del resto de grandes economías europeas.
España es un país pionero en la integración de la IA en la administración, como demuestran los programas Kit Digital y Mi Carpeta Ciudadana, y ocupa el segundo puesto de la Unión Europea en datos abiertos del sector público.



Otros artículos de interés