Saltar al contenido

El Gobierno aprueba el ERTE de los semiconductores para llevar a España hacia la vanguardia tecnológica

Estos son los principales ejes fundamentales del PERTE Chip que el Gobierno acaba de aprobar.
El Gobierno ha puesto en marcha un proyecto estratégico dirigido a colocar a España en el punto de mira de los grandes inversores de microchips del mundo, bajo una inversión cuantiosa de más de 12.000 millones de euros.

Y es que hay en marcha la transformación tecnológica de la industria española para colocarla  como inversión atractiva en el sector estratégico de los semiconductores. Tras la reunión del Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera y Ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha anunciado los detalles de este PERTE.

El Gobierno explica que el objetivo de este PERTE es desarrollar las capacidades de diseño y producción de la industria española de microelectrónica y semiconductores desde la cadena de valor, hasta el diseño y fabricación de los chips.

No obstante el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está exponiendo este proyecto en el Foro Económico Mundial de Davos donde está buscando inversores potenciales, y de hecho ya se ha reunido con empresas de referencia como Intel, Qualcomm, Micron y Cisco.

En concreto este PERTE se dividirá en cuatro ejes principales: el refuerzo de la capacitación científica, la estrategia de diseño, la estrategia de fabricación y finalmente la estrategia de refuerzo de la industria de las tecnologías de la información y las comunicaciones.

El primer eje tiene como finalidad reforzar la capacidad científica desarrollando la I+D+i sobre microprocesadores, chips cuánticos o incluso fotónica integrada.

El segundo versa sobre la estrategia de diseño, en un plan donde se creará una fábrica de diseño de microprocesadores de arquitecturas alternativas.

El tercer eje pone sobre la mesa la construcción de plantas de fabricación con capacidad tanto inferior como superior a los 5nm.

Y finalmente el cuarto eje gira en torno a la dinamización de la industria de fabricación de tecnologías y las comunicaciones europeas como la creación de un fondo de chips para escalar las empresas emergentes.

Clipping de una noticia publicada originalmente en: COMPUTER HOY