Saltar al contenido

El derecho a la desconexión digital: nuevo obstáculo surgido del teletrabajo

El 80% de los empleados no consigue desconectar de sus obligaciones profesionales y el 57% piensa en ellas en su tiempo de descanso

Con el proceso de digitalización de las empresas –potenciado desde el inicio de la pandemia–, se ha intensificado un problema incipiente en el entorno laboral: el derecho a la desconexión digital. Es decir, la libertad del trabajador a no tener que conectarse a ningún dispositivo digital fuera del horario laboral o durante las vacaciones. Se trata de un problema característico de la era digital, en la que cada vez más empleados realizan su trabajo a través de un dispositivo electrónico, situación que abre la puerta a que sus empleadores o superiores puedan contactar con ellos de manera instantánea en cualquier momento del día.

Desde finales de 2018, cuando se aprobó la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, los trabajadores tiene derecho a “la desconexión digital a fin de garantizar, fuera del tiempo de trabajo legal o convencionalmente establecido, el respeto de su tiempo de des-canso, permisos y vacaciones, así como de su intimidad personal y familiar”. Aunque, según el estudio El Estado de la salud del empleado en la empresa, elaborado por Cobee, una plataforma digital para la gestión flexible y automatizada de beneficios de empleados, ocho de cada diez empleados no desconecta del trabajo y el 57% afirma que no puede evitar pensar en su labor profesional durante su tiempo de descanso.

La Tecnología, causa y solución del problema

Nacho Travesí, cofundador y CSO de esta empresa, explica que es un tema que está en“todas las mesas” de recursos humanos: “Los departamentos de recursos humanos saben que las metodologías de trabajo han cambia-do y están tratando de evolucionar hacia un modelo en el que se respete la conciliación”.

En la era del teletrabajo, Cobee, paradójicamente, ofrece soluciones a través del principal culpable de este problema: los dispositivos móviles. “No hay un problema de exceso de conexión digital. El problema es que hay empleados que no saben desconectar digitalmente de sus puestos de trabajo (…) Al final el teletrabajo implica aprender a desconectar y es más complicado cuando trabaja desde casa y es necesario separar espacio de trabajo y vida personal es necesario. Hoy, a través de programas de bienestar de salud mental, se ayuda a que los propios empleados cambien la rutina y aprendan a separar”.

David Padilla, cofundador y CEO de Ken-jo, una empresa que desarrolla tecnología de recursos humanos, concreta que, con la implementación del teletrabajo en los últimos años, los límites de las empresas en cuanto a horarios y exigencias laborales se han distendido, llegando en algunos casos a provocar estrés en los trabajadores. De hecho, según resalta el CEO, las horas de salida del trabajo se alargaron con la pandemia, de acuerdo con los datos extraídos de su software de RRHH.

David coincide con el dirigente de Cobee en que la tecnología es un aliado para obtener mejoras dentro del clima laboral: “Trabajamos para que nuestro servicio ayude a nuestros clientes a fomentar un entorno de confianza, dando autonomía a los empleados gracias a la automatización de los procesos, ayudando a la flexibilidad y que estos puedan despreocuparse en ciertos aspectos y desconecten del trabajo en su tiempo libre.”

En cuanto a medidas que puedan tomarlas empresas para garantizar estos derechos, el dirigente de Kenjo recomienda evitar mensajes o llamadas fuera del horario laboral, no exigir que los empleados estén conectados constantemente a los dispositivos de trabajo en caso de no ser necesario, ayudar a controlar el volumen de trabajo y estrés de la plan-tilla y transmitir la confianza de la necesidad de la desconexión tras la jornada laboral, aportando tranquilidad a los empleados

La importancia de tener un protocolo de desconexión digital

Según el Criterio Técnico 104/2021, de 13 de abril de 2021, sobre actuaciones de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, se establece que los motivos por el que se realizarán las revisiones son:

  • Actuaciones de control de gestión preventiva, pudiendo pedir a las empresas su protocolo interno para garantizar la desconexión digital.
  • Actuaciones motivadas por denuncias de trabajadores.
  • Actuaciones cuando se producen daños a la salud y accidentes de trabajo.

Si la inspección determina que a la empresa que vulnere el derecho a la desconexión digital podrá ser sometida a sanciones de hasta 187.515 en los casos muy graves.

(Transcripción completa del original)
La publicación original de este artículo aparece en DIRIGENTES DIGITAL


BARCELONADOT no se hace responsable de la información
que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna
frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente
exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.

 

 




Otros artículos de interés