El Ayuntamiento de Barcelona se vuelca en la ciencia y la innovación

  • por

Barcelona impulsa el Campus Diagonal-Besòs y un nuevo complejo para la investigación biosanitaria y la biodiversidad

El ‘consistori’ de Barcelona cuenta con una hoja de ruta para el fomento de la investigación, la ciencia y la innovación. Consiste en el plan ‘Barcelona Ciencia 2020-2023’ que, concretamente, tiene por objetivo impulsar una política de ciencia y universidades en el ámbito de ciudad y convertirla, a largo plazo, en una capital europea destacada en los ámbitos de la investigación y la innovación.

En el marco de este proyecto, la administración de Colau ha presentado dos propuestas destacadas para crecer en este sentido: la ampliación de las infraestructuras del Campus Diagonal-Besòs y la creación de un nuevo polo de investigación e innovación en el espacio que anteriormente ocupaba el Mercat del Peix.

Campus Diagonal-Besòs: un motor de transformación
La capital catalana da un paso adelante en el crecimiento del Campus Diagonal-Besòs (Universitat Politècnica de Barcelona) con la apertura de un nuevo parque. Se trata de una zona verde y de ocio, de más de 20.000 metros cuadrados, que cose el espacio universitario, el Port Fòrum y la playa con los barrios del Besòs de Sant Martí y Sant Adrià. Además, incluye una zona infantil y pistas deportivas de fútbol y baloncesto para estudiantes y vecindario.

Junto con esta iniciativa, ha empezado la construcción de un nuevo edificio para ‘pymes’, personas emprendedoras y cotrabajo. Con más de 7.000 metros cuadrados, acogerá a personas autónomas y emprendedoras que trabajan en temas relacionados con la actividad de investigación del campus. Las obras empiezan este mes de marzo y se terminarán en el 2023.

La ampliación del Campus Diagonal-Besòs incluirá también un nuevo edificio para centros y grupos de investigación, y un nuevo espacio para empresas del sector de la sostenibilidad que será la sede de Barcelona Energía e iniciativas de economía circular de Barcelona Activa. Este campus universitario, inaugurado en el año 2016 con la actividad docente y de investigación, es uno de los motores de transformación de esta zona metropolitana entre Barcelona y Sant Adrià del Besòs.

La Ciutadella como nodo de referencia
El Ajuntament de Barcelona, a través del Barcelona Institute of Science and Technology, la Universitat Pompeu Fabra y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, también ha proyectado un nuevo complejo de investigación e innovación, ubicado en el espacio del antiguo Mercat del Peix. En sus 46.000 metros cuadrados, aproximadamente 1.200 investigadores de biomedicina, biodiversidad o bienestar planetario que contribuirán a impulsar el ámbito de la Ciutadella como polo de conocimiento de referencia en Europa. El complejo tendrá tres edificios y un espacio subterráneo para trabajos colaborativos y aparcamientos:

Medicina de precisión. El Barcelona Institute of Science and Technology reunirá en un edificio a sus investigadores en biomedicina para estudiar patologías de gran impacto, como los virus o el cáncer, y su relación con el entorno. Desde este espacio se trabajará en colaboración con los hospitales más importantes de la ciudad.
Biodiversidad. El Instituto de Biología Evolutiva se encarga de investigar el pasado y el presente de los seres vivos para entender cómo funciona la biodiversidad y protegerla. El nuevo edificio permitirá a los 130 investigadores trabajar juntos y mejor coordinados. Además, abrirá nuevos programas científicos sobre…

sigue leyendo el original en El Periódico