Saltar al contenido

Conocer el mundo desde el metaverso

¿La industria del turismo entrará en las dinámicas virtuales de Zuckerberg?, ¿hasta dónde podríamos llegar?, ¿llegaremos a la luna desde la realidad aumentada?, ¿cómo se vivirá el lujo en el metaverso? Estas y otras interrogantes se aglutinan con la evolución de Facebook

Junto a las posibilidades e incógnitas que la transformación digital ha traído consigo al mundo, ya sea mediante las criptodivisas, el machine learning y las soluciones contactless, por mencionar sólo algunos de los ejemplos, quizás la del metaverso propuesto por Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, sea una de las cosas más prometedoras y enigmáticas por venir.

En 2021, Zuckerberg comunicó al mundo que Facebook evolucionaría para adentrarse de lleno en las experiencias virtuales y de realidad aumentada, un ecosistema digital en donde los usuarios podrán trabajar, reunirse, jugar y socializar juntos en espacios 3D con posibilidades múltiples para vivir una vida alterna, en línea y con un dinamismo activo las 24 horas del día los 365 días de la semana.

Y pese a que aún estamos lejos de poder experimentar todo de lo que el cada vez más esperado metaverso es capaz, muchas voces ya se han proclamado a favor como la gran evolución de internet, en donde no sólo las compañías de Zuckerberg o Bill Gates estarán involucradas, llevando lo que hasta ahora sólo acontece en las películas, los libros de ciencia ficción, videojuegos o las redes sociales a un entorno laboral, productivo y en donde también la economía virtual propuesta por figuras como los NTFs o las criptodivisas vendrán a incorporar nuevos dinamismos de pago, mejorando la experiencia de usuario y, a la postre, su vida misma.

https://www.youtube.com/watch?v=Uvufun6xer8

Sin embargo, en contraparte las voces críticas de estos mundos alternos plantean diversas discusiones de corte ético, legal e incluso a nivel salud, siendo aún un terreno inhóspito y ausente de jurisdicción legal, límites físicos o fronteras ideológicas y morales, lo cual irremediablemente demandará una responsabilidad y uso responsable, pero sobre todo nos hará preguntar “¿hasta dónde los ámbitos de la realidad podrán permear el metaverso y visceversa?

Recientemente Ken Kutaragi, nombre clave para PlayStation, se ha pronunciado en contra de esta tecnología, al asegurar que es potencialmente contraproducente para el usuario a largo plazo debido al alto nivel de inmersión que implica.

Mientras esto sucede, para la gran mayoría la sensación de habitar un espacio virtual, de vivir el lujo o viajar de la forma en la que muchas veces no lo hacemos en la vida real será irresistible: crear esa sensación de presencia casi palpable, gracias a las tecnologías de realidad virtual, cada vez más perfeccionadas, a través de una sencilla pantalla o unos lentes montados en nuestra cabeza.

Esta noticia se publicó originalmente en: EL PAÍS