Saltar al contenido

Científicos chinos consiguen controlar máquinas con el pensamiento

  • por

Las autoridades espaciales chinas han anunciado que sus astronautas controlarán el brazo robot de su estación espacial usando únicamente su mente

La agencia espacial china asegura que sus astronautas controlarán el enorme brazo robot de su estación espacial con la mente, captando e interpretando su actividad cerebral utilizando un nuevo sistema de inteligencia artificial. Suena a ciencia ficción pero afirman que estará operativo a final de año, cuando se complete el ensamblaje de la Tiangong.

Si es cierto, será un logro sin igual en la historia de la exploración espacial o la tecnología terrestre. Los ingenieros que han desarrollado el sistema afirman que, en sus pruebas, la nueva tecnología de control asistida por inteligencia artificial permite el control mental del robot con un grado de precisión del 99%. Comparativamente, los sistemas de control mental actuales van del 40 al 80%, algo que es absolutamente insuficiente para aplicaciones críticas como ésta.

Cómo funciona

Como informa el diario hongkonés South China Morning Post, el sistema no requiere de entrenamiento ni adaptación. Según un estudio publicado en el diario científico chino revisado por pares Control y Medida por Computadora, “una persona no entrenada puede usarlo para emitir comandos con una precisión y velocidad bastante altas“.

El uso de esta ‘telekinesis’ asistida por computadora no es gratuito: en el espacio es más difícil utilizar controles complejos como los requeridos por el brazo roboto por la falta de gravedad. Ese control al 99% de precisión, afirman, es más preciso que el control manual.

No hay muchos detalles sobre la tecnología específica desarrollada por el profesor Wang Congqing y su equipo. Según el SCMP, está considerada como alto secreto, pero sí conocemos su funcionamiento a grandes rasgos. Primero, un dispositivo se coloca en la cabeza del taikonauta, que que debe mirar a una pantalla para mover el brazo robot. En la pantalla, las diferentes partes del robot ‘laten’ a diferente velocidad y, cuando el taikonauta fija sus ojos en esa parte, su cerebro genera un patrón de ondas cerebrales distinto de otras partes….

(Clip 300 palabras)
Lee la noticia completa original en EL CONFIDENCIAL


BARCELONADOT no se hace responsable de la información
que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna
frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente
exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.

 

 




Otros artículos de interés