CHUS BLASCO / Monetizar el propósito

Un relato de aprendizaje

En 2018 empecé el año nuevo escribiendo sobre el privilegio de reinventarse profesionalmente. La mayoría de las personas que lo han hecho a lo largo de la última década ha sido motivada porque la crisis les había dejado sin oportunidades laborales adecuadas a sus expectativas. Mi propia reinvención profesional fue más bien una disrupción que no me habría atrevido a provocar si no me hubiera visto forzada por un despido. Concebir la carrera profesional como una hoja en blanco produce vértigo, así que la mayoría de las personas no se plantean correr riesgos para explorar algunos de sus talentos. No es porque no los tengan, sino porque no han tenido que recurrir a ellos en su vida laboral, y han acabado tan escondidos que ignoran que los tienen.

 

Del propósito a las oportunidades

Me gusta entender la aproximación hacia el futuro profesional como un camino de búsqueda de propósito personal. Esta es la idea que propongo en clase de estrategia del Máster en Design Management de BAU. Comparto con los alumnos un video popular sobre las diferencias de las expectativas laborales de los milenials y les pregunto su opinión sobre el enfoque. Uno de los comentarios más compartidos cuando lo debatimos es que un trabajo para toda la vida ¡les suena monótono y muy aburrido! Pero sin poder visualizar el tipo de proyectos a los que podrías acceder en el futuro, ¿cómo preparas tus capacidades para que se adapten a unas oportunidades que aún no puedes imaginar? La solución pasa por tener un hilo conductor que ayude a construir un relato de aprendizaje.

 

Curiosidad y capacidad de aprender

Saber lo que te apasiona es un proceso y puede ser largo. Mientras tanto, debes preparar tus capacidades para conseguir oportunidades que te acerquen al sueño. A la velocidad de cambio actual el concepto de Learnability es fundamental. Podemos definirla como la curiosidad y la capacidad de aprender nuevas habilidades para mantenerse empleable a largo plazo. La herramienta Learnability Quotient me ha permitido entender que la forma en la que aprendemos es determinante para diseñar y construir el futuro profesional. Los resultados de la prueba aplicada en mi propio caso se expresan en tres dimensiones:

Espíritu libre. Dice que tengo una tendencia a cuestionar la autoridad y soy muy independiente, además de tener un estilo muy original. Mi interés por tendencias nuevas se centra en mejorarlas o en desafiarlas completamente. Dice que lo que consigo a solas puede palidecer en relación con lo que puedo lograr con un equipo.

Explorador. Dice que disfruto conociendo a gente nueva y probando cosas nuevas, pero no constantemente. Que demasiada rutina puede aburrirme (¡100% de acuerdo!) pero que me siento frustrada en un entorno de trabajo que carezca de estructura. Que me enfrento a las experiencias nuevas con optimismo, pero con cautela.

Reflexiva. Dice que tengo pasión por adquirir nuevos conocimientos, siempre que sean relevantes y prácticos. La mayor parte de mi aprendizaje tiene una finalidad, aunque dice que es probable que tenga temas favoritos que captan mi interés con independencia de su utilidad. Aconseja que lo aproveche para extender nuevos horizontes.

El relato de aprendizaje acaba definiendo la forma en la que en la economía del conocimiento las personas y las empresas podemos convertir en valor para nuestros clientes nuestra propia capacidad de aprender. Convertirme en autónoma al iniciar el siglo XXI fue tan solo el primer paso para construir un nuevo futuro profesional más adecuado a mi espíritu libre que mis trabajos anteriores. Como siempre supe que prefería trabajar en equipo, el segundo paso fue cofundar AFCA en 2007, y ahí seguimos. El privilegio de poder reinventarme se juntó con mi parte exploradora, y lo que fue mi área de experiencia inicial (finanzas) me llevó a pivotar hacia proyectos más estratégicos y de innovación. Mi personalidad reflexiva me lleva a poner mi pasión por adquirir nuevos conocimientos enfocada a la finalidad elegida, que ha ido evolucionando hasta el actual propósito de equipo: construir confianza.

 

¿Lo importante es el sueño?

Si no puedes monetizar lo que haces, no habrá sueño. Ser empleable no es lo mismo que desarrollar el talento en búsqueda de propósito. El nuevo paradigma de convertir conocimiento en valor supone aceptar la responsabilidad personal sobre la mejora de las capacidades hasta que éstas estén preparadas para encontrar las oportunidades disponibles. Debemos aceptar que en el entorno VUCA en el que estamos, no podemos dejar de aprender a aprender. Si en lugar de buscar un trabajo, lo importante es el sueño, las capacidades deberán alinearse no sólo con las oportunidades sino con la búsqueda de sentido. Tener propósito es tener un para qué. El propósito proporciona una razón de ser. La mía es seguir aprendiendo a construir el futuro de forma que lo que hago siga siendo el desarrollo natural de quien soy. Buscar las formas de perseguirlo con excelencia es el motor que nos permite sentir que progresamos.


···········································································································································
Otros artículos de interés
CHUS BLASCO / Construyendo seguridad

El lugar de trabajo ideal Hace pocos días tuve una reunión en una empresa para presentar un proyecto de formación en el que participo. Desde el primer momento, las personas con las que nos reunimos tuvieron una actitud abierta, colaboradora leer más...

CHUS BLASCO / Lo que el dinero no puede comprar

Diferencias abismales El informe “Diferencias abismales: El papel de las empresas del Ibex35 en la desigualdad” elaborado por Oxfam Intermón, alerta del aumento de la brecha de desigualdad: el salario medio de los mejores remunerados fue unas diez veces superior leer más...

CHUS BLASCO / La culpa no es del algoritmo

¿Innovación o burocracia? “Las innovaciones que hacen ganar más dinero son de modelo de negocio” afirma la emprendedora y profesora Gigi Wang en una entrevista en Viaempresa sobre innovación. Dice Wang que desde que empezó a trabajar con startups no leer más...

CHUS BLASCO / La fuerza de la comunidad

Siete pilares muy humanos Cuando las empresas afrontan una crisis, o tiempos de incertidumbre como la actual, es el momento de poner el foco en las propias capacidades. Una de las que marca la diferencia es la de las relaciones leer más...