Saltar al contenido

Bassat: “Barcelona era la nº 1 del mundo y ya no lo es ¿por qué?”

  • por
  • El mago de la ceremonia inaugural, publicista, creativo, hombre de ideas, lamenta profundamente que Barcelona haya perdido buena parte, sino todo, el impulso que consiguió con aquellos maravillosos y espectaculares Juegos Olímpicos

  • “Sí, yo también encuentro que Barcelona está en deuda con Juan Antonio Samaranch, pues sin él no hubiesen sido posible los Juegos”, señala el creador, que elevó a los populares y míticos cantantes de ópera españoles al firmamento olímpico

Es una mente privilegiada. Tiene un don de gentes increíble. Su discurso es impecable, bueno, ha vivido toda su vida de él. O, tal vez, ha vivido más de ser un genio de las ideas. De la comunicación. De la estrategia comunicativa. De la imagen. De la publicidad. De saber cómo conquistar a las gentes y sus mentes.

Luis Bassat (Barcelona, 1941) fue uno de los grandes artífices del éxito de los Juegos Olímpicos de Barcelona-92, pues puso todo su ingenio, el de su compañía y, sobre todo, el de sus amigo y contactos al servicio de algo que todo el mundo considera es, fue, la primera gran baza ganadora de aquella exitosa Barcelona: la inauguración de sus Juegos.

El primer día es el más importante, dicen. El resto, lo demás, son 30 o 40 campeonatos del mundo juntos, realizados en la misma ciudad y eso, la verdad, ya se había repetido muchas veces en muchos lugares del mundo. Lo que nunca se había hecho es una ceremonia inaugural como la del flechado de fuego, la del Marc Mediterráneo de la Fura dels Baus o el cántico de los mejores operistas del mundo.

 Me han dicho que lo tiene usted todo fresco, reciente, en su cabeza ¿es cierto? Tan cierto como que estoy terminando un libro sobre aquellas cosas que más me han impactado en mi vida y, sin duda, los Juegos Olímpicos fueron una de ellas. Y, sí, los tengo fresquísimos, no solo porque forman parque de mi vida profesional y fueron, por qué ocultarlo ¿verdad? uno de los grandes éxitos de mi vida, de la vida de todos, sí, sino porque también contribuyeron a crear grandes complicidades a mi alrededor y, por supuesto, amistades que aún duran.

“Yo quería que la inauguración fuese el mejor anuncio de Barcelona, Catalunya y España y lo logramos. El mundo quedó admirado”

Pues empecemos, me lo va a poner usted demasiado fácil. Lo primero que hay que reseñar, destacar y aplaudir es la determinación de Pasqual Maragall en organizar unos Juegos Olímpicos. Cuando yo le hice su campaña electoral para intentar ser alcalde de Barcelona me contó que uno de los ejes fundamentales de su tarea, de su vida, como alcalde, si ganaba, era traer los Juegos a Barcelona y se dejó la piel para que así fuese.

Determinación, una palabra casi en desuso ¿verdad? Esa es, con perdón, la gran diferencia de lo que nos acaba de suceder ahora y es que, entonces, sí hubo alguien que tenía algo en la cabeza, una determinación, un sueño, un deseo, una necesidad como alcalde, como barcelonés, para mejorar la ciudad de Barcelona, cosa que yo añoro en estos momentos y lo añoro mucho, hasta demasiado. No veo que exista la misma determinación y capacidad de influir en mejorar tu ciudad como tuvo Pasqual….

(Clip 500 palabras)
Lee la noticia completa original en EL PERIÓDICO


BARCELONADOT no se hace responsable de la información
que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna
frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente
exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.