Saltar al contenido

Barcelona crea un ‘software’ para las escuelas alternativo a Google y a Microsoft

El Ayuntamiento invierte 340.000 euros en una herramienta de código abierto que evita “recolecciones masivas de datos del alumnado”

El Ayuntamiento de Barcelona ha impulsado la creación de un paquete de aplicaciones informáticas de código abierto para los centros educativos de la ciudad. La herramienta, que ideó el instituto para la digitalización democrática Xnet, pretende ser una alternativa a las opciones de procesamiento de textos, gestión de aulas y videoconferencia de gigantes informáticos como Google y Microsoft. La teniente de alcaldía de Agenda 2030 y Transición Digital, Laia Bonet, ha expresado este miércoles que el Consistorio quiere evitar “recolecciones masivas de datos del alumnado” por parte de unas empresas que “dominan el mercado” en forma de “oligopolio”. La inversión para la primera versión de la suite, llamada Digitalización Democrática (DD), ha sido de 140.000 euros y ya la han implantado tres centros. El Ayuntamiento destinará otros 200.000 euros hasta 2023 para extenderla a otras escuelas, institutos, bibliotecas y centros cívicos.

Son básicamente gratuitas para las escuelas, fáciles de instalar y se han convertido en estándares de facto. Las herramientas de las grandes corporaciones son de uso cotidiano en las escuelas catalanas. Xnet lleva desde 2019 alertando de la “opacidad” en el tratamiento de los datos de menores, alojados en la nube, y en la “publicidad” de marca que las corporaciones hacen en los centros, con una base potencial de futuros consumidores. Por ese motivo, la entidad buscó alternativas “100% competitivas con las actuales herramientas comerciales”. En vez de Microsoft Office, Only Office; como alternativa a Google Drive, Nextcloud; y BigBlueButton para sustituir las videoconferencias de Classroom. La personalización de estos programas la han ejecutado tras ganar la licitación las compañías IsardVDI y 3ipunt. El coste que Xnet estima que generará cada estudiante (espera financiación pública) para la utilización de los programas y servidores es de unos siete euros por curso.

Junto a la escuela Àngel Baixeras (Ciutat Vella) y el Instituto Maria Espinal (Poblenou), la escuela Montseny, de Horta-Guinardó, ha sido una de las tres primeras en implantar las aplicaciones. La maestra y referente de cultura digital en el centro, Mireia Gómez, explica que DD está en marcha desde de septiembre, cuando dejaron atrás las herramientas comerciales. “La adaptación de los alumnos duró 15 días, la…