Andorra: paraíso fiscal para las criptomonedas

  • por

Las criptomonedas son una fuente de dinero muy poderosa y muy novedosa. La inversión en criptos ha generado pequeñas y grandes fortunas por doquier; ya sea con BitcoinDoge, Shiba o cualquier otra altcoin, muchas personas han visto como su dinero se multiplicaba por 10, por 100 o incluso por 1.000. Pero con la riqueza, vienen los impuestos, y con ellos, cierto descontento.

Y del descontento nace el deseo de evitar esos impuestos. La forma más sencilla -y legal- es tributar en otro país. Y pocos países hay más benevolentes con las fuentes de ingresos no tradicionales que el Principado de Andorra.

La laxa política fiscal del diminuto país vecino ha atraído a no pocos neo-ricos que han hecho sus fortunas gracias a Internet: youtubers, streamers, gamers profesionales…han encontrado en Andorra un paraíso fiscal. Y ahora llega el turno de las criptos, uno de los mayores objetivos del fisco de países como Francia o España.

Andorra, en su misión de atraer grandes fortunas (y sobre todo aquella basadas en las nuevas tecnologías) tiene un régimen fiscal para las criptos muy distinto al de los países de su alrededor. Mientras que en España, las criptos se tributan al igual que acciones y otros bienes patrimoniales, pagando un 19% de cero a 6.000 euros, un 21% de 6.000 a 50.000 euros y un 23% a partir de 50.000 euros, en Andorra se paga únicamente el 10%, y pronto se podría pagar un desorbitado…0%, ya que el gobierno andorrano está estudiando la posibilidad de que las criptos queden exentas de tributación.

No solo eso, sino que mientras en España, si se retira el dinero de una exchange a una cuenta corriente probablemente te tengas que enfrentar a una tediosa burocracia, en Andorra todo es más sencillo: no hay que rellenar el Modelo 720 (la declaración tributaria de bienes en el extranjero) ni presentar ningún papeleo adicional…

sigue leyendo el artículo original en Trecebits

 

 

 


···········································································································································
Otros artículos de interés