Amazon quiere llegar a un acuerdo con la Comisión Europea respecto a la investigación por monopolio

  • por

Amazon intenta llegar a un acuerdo con la Comisión Europea para frenar la investigación que sufre acusada de monopolio.

La Comisión Europea (CE) mantiene abierta una investigación por abuso de posición dominante contra Amazon, acusada de favorecer a sus propias ofertas o a la de los vendedores que utilizan sus propios servicios de logística frente a las del resto de anunciantes. Pero la empresa fundada por Jeff Bezos está intentando llegar a un acuerdo que evite una previsible multa de elevada cuantía, además de la posibilidad de que desde la UE se obligase a la empresa a efectuar drásticos cambios en sus procedimientos empresariales.

La existencia de ese interés por parte de Amazon la ha desvelado la agencia de noticias Reuters, que apunta a que la empresa querría así zanjar los dos procesos de investigación abiertos por la CE, que actualmente se encuentran en una fase preliminar que aún podría durar meses.

Conviene recordar que en otra investigación iniciada por la CE contra Google, también por prácticas de abuso de posición dominante, no se llegó a ningún acuerdo ni la propia CE tiene obligación de llegar a acuerdos con aquellas empresas a quien investiga.

Sanciones del 10 %

Entre las prerrogativas de la CE está la de fijar sanciones por valor del 10 % de los ingresos globales de la empresa investigada durante el año anterior, que en el caso de Amazon fueron 38.600 millones de dólares. Se entiende así el interés de la empresa que actualmente dirige Andy Jassy, puesto que corre el riesgo de enfrentarse a sanciones por un importe de 3.860 millones de dólares.

Desde Amazon se plantea la posibilidad de introducir modificaciones que permitan eludir la sanción, al estilo de lo que sucedió en 2017 cuando la CE investigaba a la empresa en relación con la distribución de libro electrónicos en Europa, cuando se supo que Amazon obligaba a las editoriales a desvelar los acuerdos que mantenía con otros distribuidores, con el objeto de igualar o incluso mejorar las condiciones (en perjuicio de dichas distribuidoras).

Amazon concedió una moratoria de cinco años en los que evitaría incurrir en dichas prácticas, eludiendo así la sanción. Ahora las intenciones de Amazon pasarían por buscar un acuerdo similar en relación a la competencia en el sector de las ventas online.

Noticia publicada originalmente en: silicon.es




Otros artículos de interés