Saltar al contenido

Barcelona será un banco de pruebas de movilidad urbana inteligente y sostenible

  • por

Mediante el acuerdo alcanzado entre el consistorio de Barcelona, ​​EIT Urban Mobility, Fira de Barcelona y la DGT, se pone a disposición de las empresas determinados ámbitos del espacio público de la ciudad como bancos de pruebas para desarrollar y ensayar soluciones innovadoras de movilidad en entornos reales antes de ser comercializadas. Por su parte, Fira de Barcelona proporciona un espacio permanente a empresas, centros de investigación y universidades con el mismo fin. Estos proyectos se podrán presentar en diversas ferias internacionales con el objetivo de impulsar su proyección a nivel mundial.

La alianza contará también con promotores (empresas, asociaciones empresariales, administraciones públicas y centros de investigación) que aportarán recursos por proyectos concretos, y con asesores (centros de investigación o universidades) que aportarán conocimiento experto en la materia. Asimismo, se sumarán aquellas empresas, start-ups, scale-ups, asociaciones empresariales y centros de investigación seleccionados para ejecutar los proyectos piloto de innovación.

Esta alianza se enmarca en la estrategia para consolidar Barcelona como la capital de la innovación del sur de Europa, definida a través de la plataforma público-privada de Barcelona Innovation Coast (BIC). Además, será de las primeras iniciativas del Laboratorio de Innovación Urbana de Barcelona, gestionado por BIT Hábitat y operativo durante 2022.

Retos de innovación

La gerencia de movilidad e infraestructuras del Ayuntamiento de Barcelona definirá y actualizará de forma periódica los retos de innovación que se quieran abordar, tales como facilitar la recarga de vehículos eléctricos, reducir la contaminación ambiental, optimizar los itinerarios de la flota de recogida de residuos o disminuir los accidentes de tráfico. Estos desafíos constituirán uno de los principales criterios de selección de proyectos, junto con aquellos que se escojan directamente por parte de los organismos impulsores.

En el marco de la alianza se ofrecen también servicios de asesoramiento y soporte técnico con expertos que orientarán a nivel legal, técnico y operacional. De la misma manera, se facilitará la recogida de datos e información gracias a la infraestructura de redes y sensores del consistorio, a través de la cual los participantes podrán acceder a información del tráfico en tiempo real o a las bases de datos municipales, entre otras cosas.

Con el objetivo de gestionar los datos recogidos durante los ensayos que se realicen, se creará una oficina de big data, cuyas funciones serán homogeneizar la información recogida por los sensores y los distintos equipamientos tecnológicos durante las pruebas, la creación de una base de datos común y el establecimiento de un sistema de indicadores que permita seleccionar las zonas de pruebas más adecuadas para futuros proyectos piloto.

Primeros proyectos

Entre los primeros proyectos que trabajarán en el banco de pruebas de Barcelona, se encuentra DGT 3.0, impulsado por la DGT, el Ayuntamiento de Barcelona, SEAT y ETRA, para desarrollar una tecnología móvil para conectar los vehículos con los semáforos y con el centro de control de tráfico, que incluye una plataforma IoT asociada.

También Autonomous Ready: flota segura 3000, un proyecto promovido por la DGT y el consistorio de Barcelona, en colaboración con Mobileye, para instalar dispositivos de visión artificial en flotas privadas que contribuyan a reducir los accidentes.

Por último, figura la iniciativa de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) y la Unión Internacional del Transporte Público (UITP) para realizar mejoras tecnológicas en la línea de autobús H12 que permitan incorporar habilitadores de conectividad y automatización.

Clipping de una noticia publicada originalmente en: ESMARTCITY.ES




Otros artículos de interés