Saltar al contenido

A finales de siglo, este país podría existir solamente en el metaverso

  • por

La nación polinesia de Tuvalu creará una versión de sí misma en el metaverso como respuesta a la amenaza que implican el aumento del nivel del mar y el cambio climático.

El gemelo digital está concebido “para replicar sus hermosas islas y preservar su rica cultura”, según explica su ministro de Justicia, Comunicación y Relaciones Exteriores de Tuvalu, Simon Kofe.

Las aguas de Tuvalu están creciendo 4 veces más rápido que en el resto del planeta, y los pronósticos indican que el país podría estar totalmente sumergido a finales de siglo.

Hay una isla de 12.000 habitantes que está hundiendo bajo las aguas tropicales del Pacífico sin que puedan hacer nada por evitarlo: el cambio climático y la subida del nivel del mar se han cebado especialmente con esta pequeña región insular, donde el océano está aumentando 4 veces más rápido que en el resto del planeta.

Es la nación de Tuvalu, situada en la Polinesia, cuyo plan es construir a su hermano gemelo en el metaverso para, en el peor de los casos, dejar constancia de su existencia, sus paradisiacos paisajes y su rica cultura.

El país insular ha anunciado la iniciativa de construir su propia réplica virtual en el metaverso a través de un escalofriante mensaje digital dirigido a los líderes en la COP27, tal y como recoge este artículo publicado en The Conversation. Lo ha explicado el ministro de Justicia, Comunicación y Relaciones Exteriores de Tuvalu, Simon Kofe.

“Tuvalu podría ser el primer país del mundo en existir únicamente en el ciberespacio, pero si el calentamiento global continúa sin control, no será el último”, explica el responsable ante la inminente tragedia que sumergirá Tuvalu bajo las aguas del Pacífico…

En este enlace puedes seguir leyendo la noticia completa, publicada originalmente en: BUSINESS INSIDER

 

BARCELONADOT no se hace responsable de la información
que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna
frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente
exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.

 

 

 




Otros artículos de interés